A partir de hoy el Hospital General Regional número 2 de Villa Coapa del IMSS, llevará el nombre del doctor Guillermo Fajardo Ortiz, en honor a su destacada labor en el ámbito de la medicina.

El secretario de Salud, José Narro, y el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Tuffic Miguel, encabezaron el evento en el que se cambió la denominación de dicho nosocomio.

El titular del IMSS hizo un reconocimiento a la labor de Fajardo Ortiz, egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como médico cirujano, con estudios de maestría en Administración de Hospitales en la Universidad de Minnesota, Estados Unidos.

El homenajeado nació el 20 de enero de 1931, y a lo largo de su extensa carrera ha ocupado distintos cargos directivos en materia de administración de servicios de salud, y ha colaborado como asesor en distintas instituciones nacionales e internacionales, entre ellas el IMSS.

Respecto al HGR No. 2, el titular del Seguro Social destacó que en estas instalaciones se atiende a pacientes de la Ciudad de México y de estados colindantes con varias especialidades, además de ser una escuela para médicos residentes y de pregrado, que forma profesionales de la salud que día a día ponen en alto el nombre del Instituto y de su alma máter, la UNAM.

“Hoy queremos que este espacio se transforme en un homenaje a un médico y mexicano distinguido, el doctor Guillermo Fajardo Ortiz. Plasmar su nombre en uno de los hospitales del Seguro Social representa una distinción y un enorme agradecimiento por la labor que ha desarrollado en favor de la salud de los mexicanos”, subrayó.

En su intervención, el secretario de Salud, José Narro Robles, afirmó que el doctor Guillermo Fajardo Ortiz es un personaje que proyecta a México en el ámbito internacional y ha hecho aportaciones fundamentales en el campo de la medicina poblacional.

En su oportunidad, Guillermo Fajardo agradeció al titular del Instituto y al director de Prestaciones Médicas, José de Jesús Arriaga, haber promovido la denominación del HGR No. 2 con su nombre.

“Tengo nueve décadas de vida y creo aún tener claridad mental, intelectual y ética, a pesar de estar calvo, reparado de la vista y sordo. Tengo la fortuna de que aún el Instituto me convoque para impartir clases y conferencias, escribir y participar en algunas otras actividades”, expresó.