La novela de 330 páginas “Las almas de la mayoría”, de Carlos González Muñiz, editada por el sello mexicano La Cifra Editorial que produce contenido propio literario y gráfico, ya está en las mesas de novedades de las librerías del país.

Una mañana, frente a la puerta de “Esteban Colima”, aparece el pequeño “José Han”, un niño que sufre narcolepsia y busca un hogar. Su llegada detona el resquebrajamiento de la vida, plácida y sin aspiraciones de “Esteban”. Recién cumplidos los 30, el joven renunció a sus ideales artísticos y trabaja en unos peculiares baños públicos exclusivos para damas.

A estos personajes se suman “Lucía”, la esposa de “Esteban", una doctorante asfixiada por el deseo de tener una carrera académica; un profesor jubilado que busca desesperado a su esposa, a pesar de saber exactamente en dónde se encuentra; “Steevo”, individuo cansado y con el corazón roto; “Laura”, académica sofisticada cuya carrera acaba en la burocracia cultural, y “Traven”, un sórdido artista famoso.

Se trata de una novela inquietante sobre la pérdida y la pureza, y los seres intermedios que intentan restablecer el flujo incesante de la vida. Absolutamente todas las preguntas de los involucrados en esta historia se resumen en una sola: ¿De qué están hechas las almas de la mayoría? Si esa interrogante tiene o no respuesta, el lector lo va a averiguar.

La Cifra es una editorial mexicana que al definirse señala: “No somos independientes porque dependemos de instituciones, grupos creativos y gente de buena voluntad para seguir adelante”. Ha publicado libros en conjunto con embajadas, institutos culturales y artistas de todos lados, y ha recibido apoyos y ha respaldado la creatividad de otros, tanto como ha podido.

“Y en eso estamos ahora. Nuestro proyecto crece y busca nuevas formas de comunicar ideas, nos enfocamos en trabajos gráficos y literarios atrevidos y honestos, así como en académicos que introduzcan nuevos conceptos a la reflexión colectiva; trabajamos en proyectos independientes, coediciones y libros bajo pedido”, añadió en un comunicado.

La editorial produce contenido propio, visual y narrativo. Hace libros electrónicos y en papel y está abierta a propuestas multimedia para que cada novedad permita compartir con los lectores contenido extra en línea, imágenes, música y video.

“Consideramos a nuestros autores como parte de un equipo creativo que intentará dar a cada libro una personalidad y una plataforma de difusión propia”, concluye La Cifra Editorial.