Colombia subió dos puestos en el escalafón del Índice Global de Innovación (IGI) en comparación con el año 2017, lo que ubica al país como el quinto más innovador de América Latina, según los resultados de la medición del 2018, informó una fuente oficial.

Según la Dirección Nacional de Planeación (DNP), Colombia mejoró con relación a los resultados obtenidos el año pasado a nivel global en la variable Insumos, lo que la ubica en la posición 50, superando al 60 por ciento de los países estudiados por el IGI.

En el indicador de resultados este país se “ubica en la posición 72, lo que muestra que ganó tres puestos con respecto al 2017, y en el de Razón de Eficiencia se sitúa en la posición 94, es decir, seis puestos más adelante con relación al año pasado”.

Los países que lideran el IGI son Suiza (que por séptimo año consecutivo presenta el mejor desempeño), Países Bajos y Suecia, de acuerdo con la medición que permite comparar el estado de los sistemas de innovación en el mundo.

El Índice Global de Innovación, que estudia las capacidades y resultados de innovación de las economías y la relación de eficiencia entre ambos, es calculado anualmente por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), la Universidad de Cornell, y la Escuela de Negocios INSEAD.

El desempeño en innovación en cada país se mide a través de 81 indicadores que, unidos, conforman el IGI, el cual permite medir las fortalezas y debilidades de los sistemas de innovación nacionales.

El subíndice de Insumos contiene cinco pilares: Instituciones, Capital humano e investigación, Infraestructura, Sofisticación de mercados y Sofisticación de negocios, mientras el subíndice de Resultados dos pilares: Producción de conocimiento y tecnología, y Producción creativa.

En 2018, el IGI estudió 126 economías en total, una menos que el año pasado, midiendo 81 indicadores y Colombia superó al 50 por ciento de los países incluidos en la medición, mientras que en 2017 sólo superó al 49 por ciento.

En el entorno político Colombia subió 16 posiciones debido a la mejora en puntaje en estabilidad política, seguridad y efectividad del Gobierno, mientras que en impacto del conocimiento “subió 11 posiciones debido al aumento en el Crecimiento del PIB por trabajador y al aumento de los nuevos negocios por miles de personas entre 15 y 64 años”.

En el indicador de trabajadores del conocimiento Colombia escaló seis posiciones “gracias al aumento del porcentaje del gasto bruto en Investigación y Desarrollo financiado por el sector privado y el porcentaje de trabajadores con títulos avanzados”.

En capital humano e investigación, Colombia aumentó cinco posiciones debido a la ampliación de la cobertura en educación superior y el porcentaje de graduados en ciencias e ingeniería.