La temporada de esquí en Chile fue oficialmente abierta hoy, en una ceremonia realizada en el centro invernal La Parva, Cordillera de Los Andes, a unos 50 kilómetros de Santiago.

Con una inversión en infraestructura de 25 millones de dólares y la proyección de más de un millón 400 mil visitantes de los representantes de la Asociación de Centros de Ski de Chile (ACESKI), se dio por iniciada la temporada invernal.

Según estimaciones de ACESKI, durante la pasada temporada invernal el 60 por ciento de los visitantes a los centros de esquí fueron chilenos, 25 por ciento brasileños, 10 por ciento argentinos y otro cinco por ciento de otros lugares.

Para la temporada recién inaugurada se prevé que, entre todos los centros de esquí del país, lleguen cerca de un millón 400 mil visitantes.

La subsecretaria de turismo, Mónica Zalaquett, afirmó que “Chile reúne destinos de nieve de clase mundial, por lo que esperamos que esta temporada más chilenos y extranjeros vengan a disfrutar de las oportunidades únicas que nuestra cordillera ofrece”.

El presidente de ACESKI, James Ackerson, señaló en tanto que “somos una industria que está a merced de la naturaleza y de lo que las condiciones meteorológicas determinen, pero nuestra convicción y futuro, nos ha motivado a emprender y seguir invirtiendo”.

La asociación informó la inversión de unos 80 millones de dólares en los últimos 36 meses en conjunto entre todos los centros invernales chilenos, asociados a ACESKI.

Los 12 centros invernales chilenos están catalogados como los mejores de América del Sur y son visitados cada año por equipos extranjeros de esquí de alta competencia que realizan sus entrenamientos en este país por varias semanas cada año.