Juan Echavarría, director fundador del Coro Filarmónico Universitario, comentó que esa agrupación está en pleno festejo por su décimo aniversario, motivo que lo llevó a una reflexión: “nacimos con el espíritu de formar nuevos públicos, lo hemos logrado, y lo seguimos haciendo”.

Cumplir una década de trabajo fecundo y constante, abundó el maestro, es una excelente razón para ofrecer dos conciertos extraordinarios que tendrán lugar en la Sala Silvestre Revueltas del Centro Cultural Ollin Yoliztli (Periférico Sur 5141), el viernes 27 de julio a las 20:30 horas y el domingo 29 a las 18:00, con dos obras de dos autores espléndidos.

“Nuestra misión es difundir la música clásica, especialmente entre las familias y entre los niños y jóvenes, y muchos ya siguen nuestros pasos a la espera de nuevos conciertos; una característica nuestra es que somos un coro sinfónico que por sí mismo puede abordar las obras del repertorio sinfónico coral sin necesidad de armar dos o tres ensambles más”, detalló.

A la fecha el Coro Filarmónico Universitario tiene un repertorio bastante amplio y con él ha realizado giras por el interior del país, sobre todo a los estados de Querétaro y Nuevo León.

“Somos requeridos porque la situación actual de la música coral en México es muy buena, existen numerosos coros y consecuentemente amplio público para sus conciertos”.

Por lo anterior este coro guarda una relación estrecha y cálida con su público cautivo, a la gente le gusta cada programa que ofrece porque, de acuerdo con el entrevistado, se trata de una organización inusual.

Así lo definió Echavarría: “somos únicos porque en todo el país no hay coros sinfónicos de aficionados que trabajen con este repertorio”.

El Coro Filarmónico Universitario, con sede en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), alista esos conciertos con dos obras majestuosas del repertorio coral alemán escritas por dos grandes genios de todos los tiempos, Johannes Brahms y Ludwig van Beethoven. En ambos casos se incluirán poemas de la pluma de Friedrich Schiller.

Se trata de obras con profundo sentido humano. Una es “Nänie (1881), escrita por Brahms tras la muerte de su muy querido amigo, el pintor romántico Anselm Feuerbach. “Nänie” es como un perfume concentrado, un lamento funerario de belleza y dulzura incomparables, toda la sabiduría musical de Brahms está en esa joya que muy pocas veces se ha presentado en México.

En busca de un balance perfecto, el Coro Filarmónico Universitario interpretará la más vibrante de las obras de Beethoven, un canto a la esperanza, a la solidaridad, y a la humanidad, la Novena Sinfonía “Coral”, obra que representa lo mejor del ser humano. Para los conciertos, el Coro Filarmónico Universitario tendrá invitados de gran lujo.

“El maestro David Hernández Bretón, director de la Orquesta Filarmónica de Sonora, y quien ha realizado amplia carrera tanto en la provincia mexicana como en el extranjero, amablemente accedió a colaborar con el Coro Filarmónico Universitario y la Orquesta Filarmónica para llevar a cabo tan ambicioso programa”, informó Echavarría a Notimex.

Respecto a los solistas que tomarán parte, son jóvenes seleccionados por su calidad vocal bajo la dirección y tutela del tenor mexicano Francisco Araiza.

“Ellos son egresados de la primera generación de la Cátedra de Excelencia Artística Francisco Araiza, establecida hace dos años en el Conservatorio Nacional de Música (CNM), auspiciada por el INBA”.

Los solistas son Michell Fox (soprano), Simone Jaime (mezzosoprano), Efraín Corralejo (tenor) y “Carlos Adrián Hernández (bajo), quienes han dejado ver su satisfacción por compartir escenario con el Coro Filarmónico Universitario, una asociación civil, que tiene el propósito fundamental de difundir la música coral en el ámbito universitario.

En ese contexto, el entrevistado dejó ver que la agrupación interpreta las grandes obras del repertorio sinfónico coral, así como el amplísimo acervo de obras exclusivamente corales de los grandes maestros de todos los tiempos. “Nuestro proyecto ha sido posible gracias al apoyo de instituciones de la UNAM como la Dirección de Música”, anotó.

“El Coro Filarmónico Universitario, asociado a la Orquesta Filarmónica de la UNAM, se presentó por primera ocasión a la comunidad universitaria y público abierto interpretando la Segunda Sinfonía “Resurrección” de Gustav Mahler, en noviembre de 2008, en la Sala Netzahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, bajo la dirección de Alun Francis”.

Tras recordar lo anterior, el maestro Juan Echevarría, dijo que desde entonces ha tenido frecuentes presentaciones, tanto con la OFUNAM como con la Orquesta Sinfónica de Minería, la Sinfónica Nacional, la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México, la Sinfónica de Querétaro, el Ensamble Filarmonía, y el Ensamble de Percusiones Vida y Movimiento.

Los integrantes del Coro Filarmónico Universitario son miembros de la comunidad UNAM, investigadores, maestros, trabajadores, alumnos y exalumnos, así como cantantes cercanos a la máxima casa de estudios, todos ellos coristas amantes de la música y el canto, quienes se desenvuelven con disciplina y entrega.