Autoridades estatales mantienen las acciones para consolidar la detección oportuna de florecimientos algales nocivos y garantizar la sanidad e inocuidad de unas cinco mil toneladas anuales de moluscos bivalvos en la entidad.

La Secretaría de Pesca y Acuacultura estatal informó que respalda el equipamiento y la certificación del Laboratorio de Servicios, Monitoreo e Investigación sobre Ficotoxinas (Ficotox), del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada.

El titular de la dependencia en Baja California, Matías Arjona Rydalch, realizó una visita al Ficotox, en donde se reunió con el director general del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior (CICESE), Guido Marinone Moschetto.

En la reunión también estuvo el responsable del laboratorio, Ernesto García Mendoza y el encuentro tuvo como fin verificar la operación de sus instalaciones, para las que se destinaron 1.4 millones de pesos por parte del gobierno del estado.

El funcionario recordó que el potencial de moluscos bivalvos de Baja California es muy amplio, ya que actualmente se producen cerca de cinco mil toneladas de ostras, de las cuales tres mil 500 corresponden a la acuacultura, principalmente mejillón y almejas.

El resto de esta producción es recolectada en el medio silvestre, dentro de las que se encuentran la almeja generosa y otros tipos de conchas.

Comentó que la actividad acuícola puede incrementarse de manera exponencial en los próximos años, pues Baja California podría crecer de 6 a 16 cuerpos de agua clasificados por los memorándums binacionales de entendimiento.

Estos memorándums son entre la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Arjona Rydalch recordó que actualmente los análisis de organismos para la detección oportuna de ficotoxinas, se deben realizar en otras ciudades, ya que el Ficotox no cuenta con la certificación necesaria, y eso resta agilidad en los estudios específicos.

No obstante, los productores siguen enviando muestras al Ficotox porque confían en sus resultados, aunque sólo a manera de opinión para el monitoreo de sus productos, la mayoría de los cuales tienen calidad de exportación.

Una de las primeras acciones de la Sepescabc, consistirá en enfocar gestiones a través del Programa Mexicano de Moluscos Bivalvos, con la finalidad de que se promueva la certificación de este proyecto con sustentos científicos y administrativos.

El Ficotox es el único laboratorio a nivel regional con capacidad para detectar toxinas relacionadas con los florecimientos algales nocivos, un fenómeno que puede afectar a diferentes sectores poblacionales.

Este laboratorio está asociado con un grupo de investigación regional para la consolidación científica enfocada en la detección de ficotoxinas, añadió.

Puntualizó que se busca unificar las capacidades técnicas en los diferentes laboratorios involucrados para atender la demanda de análisis de florecimientos algales nocivos.