La Secretaría de Seguridad del Estado de México localizó y resguardó cinco mil litros de supuesto combustible, sustraído de manera ilegal de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Luego de un reporte emitido del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5), con respecto a la baja presión en las tuberías, ubicadas en el poblado de San Pablo Autopan, los policías estatales desplegaron de inmediato un operativo de vigilancia y seguridad.

Al llegar a las calles Independencia y Villa Nueva encontraron un camión Freightliner, tipo Torton, con redilas y cubierto con una lona, enganchado a tres cisternas con capacidad de cinco mil litros cada una, aunque solo una estaba llena con supuesto combustible.

El camión se encontraba conectado a una manguera de 20 metros de largo y a una toma clandestina, por lo que los objetos asegurados, así como el camión y el probable carburante, fueron trasladados al Ministerio Público Federal.