Nuevo León cuenta con una población de 5.3 millones de habitantes, con una predominancia de mujeres, aunque con una reducción en el grupo de cero a 29 años de edad, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el marco del Día Mundial de la Población, a celebrarse el 11 de julio, el organismo especializado refirió que el promedio de escolaridad en la población de la entidad es 10.3 grados, equivalente al primer grado de media superior,

En un comunicado, señaló que, conforme a las proyecciones de población 2010-2030 del Consejo Nacional de Población (Conapo), a mitad del año 2018 residen en Nuevo León cinco millones 300 mil 619 personas.

De las cuales, detalló, dos millones 634 mil 365 son hombres, es decir un 49.7 por ciento, y dos millones 666 mil 253 son mujeres, lo que cual significa un 50.3 por ciento.

Expresó que por grupos de edad la población de cero a 14 años y de 15 a 29 años concentran la mitad de la población total estimada para 2018 con un 49.6 por ciento. En las últimas décadas su participación relativa ha disminuido, ya que en 1990 su proporción respecto al total era 66 por ciento, enfatizó.

Manifestó que la Encuesta Intercensal 2015, muestra que de la población de 15 años y más, el 50.4 por ciento se encuentra en el nivel de escolaridad básico, el 47 por ciento en el nivel medio superior o superior y 2.2 por ciento no presenta escolaridad.

En el 2015, expuso, el promedio de escolaridad en la población de la entidad es 10.3 grados, equivalente al primer grado de media superior, 10.5 en hombres y 10.1 grados en mujeres.

Dijo que al primer trimestre de 2018, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) muestra que la población económicamente activa (PEA) de Nuevo León asciende a poco más de 2.4 millones de personas.

De estas, refirió, el 96.4 por ciento se encuentran ocupadas y 3.6 por ciento están desocupadas. En la entidad, continuó, 33 por ciento cuenta con un nivel de instrucción medio superior o superior; el 70.2 por ciento tiene de 20 a 49 años de edad, y un 60.7 por ciento presenta acceso a las instituciones de salud.

El INEGI manifestó que, respecto a la población desocupada, se concentró en el grupo de edad de 25 a 44 años, con una participación de 43.1 por ciento.