Debido a la ola de calor y lluvias, la Dirección municipal de Salud tiene un registro de 7 mil casos de enfermedades diarreicas por lo que exhortó a la población a tener cuidado al consumir alimentos en la calle o mal elaborados.

El titular de salud en el municipio, Eduardo Méndez Luna dijo en entrevista que los cambios de temperatura afectan los alimentos que son ingeridos.

Hasta la semana 26, la dependencia municipal reportó un registro de 7 mil casos de enfermedades diarreicas agudas, y en comparación con el año pasado es bajo cuando se tenían más de 10 mil en el mismo periodo.

Recomendó a la sociedad a ingerir alimentos frescos y recién preparados, tener cuidado con las salsas, ya que son las que se descomponen más rápido por el calor si no son refrigeradas, evitar consumir alimentos en la calle, tener un lavado de manos constante y sobretodo hidratarse.

Pidió tener más cuidado con los adultos mayores y niños menores de cinco año y tenerlos más hidratados, además de no exponerse a los rayos del sol y si lo hacen usar protector solar.

Dijo que en caso de sentir síntomas como mareo y dolor de cabeza, se debe de acudir a su centro medicó para su atención y no auto medicarse.