Colombia aumento en sus ventas del claveles a Corea del Sur, en un 65 por ciento lo que representó 1.1 millones de dólares en ingresos de divisas para el cierre del 2017 en comparación con el 2016, informó una fuente oficial.

Según el reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), las ventas de claveles de Colombia al país asiático en el 2016 ascendieron a un poco más de 409 mil dólares y para el año siguiente la cifra superó el 1.1 millón de dólares, lo que significa un alza del 65 por ciento.

"La demanda de la flor por parte de Corea del Sur ha aumentado en los últimos años. Según Trade Map las importaciones tienden al alza, al haber pasado de 358 toneladas en 2016 a 464 el año siguiente”, señaló ProColombia, que es la agencia de promoción de este país en el exterior.

Entre 2010 y 2017, las importaciones totales por volumen de claveles a Corea registraron un crecimiento anual compuesto de 10,2 por ciento, explicó ProColombia y entre sus actividades que realizó la agencia destacó el primer showroom de claveles colombianos en Corea, en noviembre del año pasado.

Según Korea Agro-Fisheries & Food Trade Corporation, en abril de 2018 el ramo de clavel se vendió por 5,293 wones (US$4,95) comparado con el precio del año 2017 que fue 4,132 wones (US$3,86), es decir, presentó un aumento del 28 por ciento en tal solo un año.

Para importar claveles al país asiático desde cualquier mercado, se les impone una tasa arancelaria de 25 por ciento. Para el caso de Colombia, por haber firmado un acuerdo comercial, las flores ingresan al país asiático con cero arancel.

Recordó que China firmó en 2015 un acuerdo comercial con Corea del Sur para que los claveles ingresaran con cero aranceles. Sin embargo, “un año después entró en vigencia el Tratado de Libre Comercio con Colombia, el cual propició la reducción paulatina del impuesto.

En julio de 2016, se disminuyó a 16 por ciento, luego pasó a 8 por ciento en enero de 2017 y terminó en 0 por ciento en 2018, superando a China como proveedor número uno de claveles”.

“Las variedades de clavel que ofrecemos, no las tienen otros cultivos. China por ejemplo vende los colores tradicionales como el rojo, pero Colibri Flowers produce novedades que nunca se habían visto en Corea”, contó Carolina Botero, directora comercial de las empresas colombianas.

“Aunque los claveles colombianos son más costosos que los chinos, son de excelente calidad y eso nos permite ofrecerle a nuestros clientes más variedades de colores. Incluso, pueden utilizarlos en diferentes ocasiones” afirmó In Seok Kim, gerente general de Rans Korea, compañía que importa alrededor de siete toneladas de claveles por semana, entre esos colombianos.