Tiendas de plantas en Canadá demandan poder vender marihuana

Canadá prevé un boom en la "industria" de la marihuana a partir del 17 de octubre próximo, no sólo en dispensarios autorizados, sino en granjas donde se cultivan jitomates o manzanas, y en tiendas...

Canadá prevé un boom en la "industria" de la marihuana a partir del 17 de octubre próximo, no sólo en dispensarios autorizados, sino en granjas donde se cultivan jitomates o manzanas, y en tiendas que venden plantas, luego que fue aprobado su consumo de uso recreativo.

Los negocios que venden coloridas plantas durante el corto verano en las zonas urbanas de Canadá están recibiendo llamadas de personas que preguntan si también venderán la planta de marihuana o sus semillas, mientras que otros clientes preguntan cómo cultivar el cannabis.

La ley que aprobó el Parlamento Federal establece que cada hogar canadiense podrá cultivar hasta cuatro plantas de marihuana para consumo personal, lo que ha despertado el interés de muchos canadienses.

Aunque en las provincias de Quebec y Manitoba los gobiernos decidieron prohibir el cultivo doméstico, al argumentar que será difícil controlar este sector que pudiera dar fácil acceso al mercado ilegal, que se busca reducir, pero que se teme permanecerá.

En las provincias de Ontario, Quebec, Isla Príncipe Eduardo, Nova Scotia y New Brunswick la venta del cannabis sólo será a través de las tiendas del gobierno o en línea.

Las provincias de Alberta, Columbia Británica y Newfoundland optaron por combinar las tiendas gubernamentales con licencias privadas, mientras que en Manitoba y Saskatchewan sólo habrá tiendas privadas, debidamente registradas y autorizadas.

Saskatchewan dio a conocer este miércoles sus penalizaciones para quienes no respeten la regulación en torno al consumo recreacional de la marihuana, con 220 dólares de multa a quien la fume en público o en lugar no permitidos.

La misma pena se aplicará a quien posea más de 30 gramos de cannabis seco en un lugar público.

Se cobrará 750 dólares a quien se sorprenda vendiendo o dando marihuana a un menor de edad, pero dos mil 250 dólares a quien trabaje en una tienda autorizada y la ofrezca a un menor de 18 años o que no pida comprobante de edad.

En Ontario el anterior gobierno liberal había planeado abrir 40 tiendas de venta de marihuana a través de los establecimientos de venta de alcohol y que para el año 2020 se llegaría a 150 tiendas, pero el recién llegado gobierno conservador de Doug Ford adelantó que está abierto a una mayor privatización en la venta del cannabis.

En Alberta, la tienda privada NewLeaf Cannabis planea abrir 18 sucursales y por lo pronto está entrenando a su personal para que sean “buenos asesores de cannabis”.

Los propietarios de las tiendas de plantas, quienes tienen amplio conocimiento en el cultivo y cuidado de plantas, están demandando que en esta apertura del mercado “verde” se les permita vender la planta de la marihuana o al menos sus semillas.

Lisa Silva, del establecimiento de plantas Bluegrass Nursery en Calgary, Almerta, dijo que sus clientes le preguntan seguido cómo cultivar la marihuana. “Este sería otra oportunidad de mercado que queremos captar”, precisó.

Entre otros cuidados, la planta de marihuana requiere 12 horas de luz y 12 horas de obscuridad, por lo que algunas granjas en Ontario están analizando la posibilidad de crear espacios abiertos para incursionar en este cultivo, adicional a sus cultivos de manzana y jitomate.