Canal Once inicia grabación de segunda etapa de la serie “¡Yo soy yo!”

La serie “¡Yo soy yo!”, de Canal Once, que desde su primera etapa tiene la intención de contribuir al respeto y a la tolerancia entre los jóvenes, inició hoy la grabación de su segunda temporada...

La serie “¡Yo soy yo!”, de Canal Once, que desde su primera etapa tiene la intención de contribuir al respeto y a la tolerancia entre los jóvenes, inició hoy la grabación de su segunda temporada. 

Así, el resultado ha sido positivo, tanto en el índice de audiencia como en la conducta del televidente.

En el acto, que tuvo lugar en las instalaciones de la emisora en el Casco de Santo Tomás, la directora del canal, Jimena Saldaña, aseveró que la serie abre por primera vez el tema de la discriminación en las pantallas caseras, para impulsar la formación de un nuevo país, por eso agradeció al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) su apoyo para el contenido.

Explicó que a los personajes principales interpretados en la primera temporada por Germán Bracco (“Francisco”), Héctor Loeza (“Yo”), Daniela Luque (“Marce”), Mario Yamaoka (“Remigio”) y José Antonio Becerril (“Jorge”), se sumarán otros nuevos, “para abordar otras polémicas derivadas de la discriminación y complejizar su relación con el resto”.

Destacó que una vez más, Canal Once y el Conapred colaboran en la producción de la serie “¡Yo soy yo!”, un programa que establece los límites de la normalización de la violencia, el acoso escolar y la discriminación entre los jóvenes, y a la vez promueve el respeto y la tolerancia en ese segmento de la población que en la actualidad representa a la mayoría.

Luego de la primera entrega, en 2015, los titulares de ambas instituciones reconocieron la importancia de continuar con el esfuerzo de concientizar a la población, principalmente a ese segmento de la sociedad, sobre el impacto de la exclusión, el "bullying", y los tipos de discriminación a los que se enfrenta la juventud diariamente en sus distintas actividades.

Los jóvenes se identifican con esta serie que desarrolla historias con un lenguaje cercano a ellos y con tintes de humor. En la temporada inicial, el protagonista “Francisco”, junto con “Jorge”, considerado “delincuente”, y “Marce”, chica punk, son tres estudiantes de preparatoria, estereotipados por sus gustos musicales, y por su manera de vestir y pensar.

Por esa circunstancia, ellos formaron un colectivo para ayudar y orientar a chicos en situaciones semejantes. Consecuentemente, el carácter superprejuicioso que solía tener “Francisco” fue suplantado por la comprensión hacia sus compañeros y “Yo” (monstruo de su imaginación que es su conciencia), lo impulsa para que cumpla ese noble objetivo.

“Yo” lo lleva a reflexionar sobre sus actitudes en la convivencia en la escuela y lo ayuda a tomar mejores decisiones; en la segunda temporada, “Francisco” regresa al mal hábito de etiquetar a las personas, y las pérdidas, los errores y la llegada de alguien a su familia, replantean su postura. Mientras, problemas económicos desestabilizan al colectivo, y los nuevos personajes se involucrarán.

Canal Once respalda el compromiso con la audiencia, otorgándole material audiovisual que ayuda a prevenir la discriminación y fortalece el hábito de la inclusión y el respeto en la sociedad. Al respecto, Alexandra Haas, directora del Conapred, se dijo contenta porque esa serie, tanto en televisión como en cómic impreso, es referencia sobre el tema en el país.