Ingenieros buscan participar en creación de Plan Nacional de Desarrollo

El presidente de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, Salvador Landeros, anunció que los más de millón y medio de ingenieros en el país trabajarán con el próximo poder Ejecutivo...

El presidente de la Unión Mexicana de Asociaciones de Ingenieros, Salvador Landeros, anunció que los más de millón y medio de ingenieros en el país trabajarán con el próximo poder Ejecutivo, Legislativo y sector empresarial, para el bienestar de la población.

Al presentar el Decálogo para la ingeniería mexicana, en el marco de la celebración del Día Nacional del Ingeniero, afirmó que se suman a la administración entrante para asegurar una transición ordenada, con estabilidad económica y paz social.

“Estamos a disposición del virtual ganador de la elección presidencial para contribuir con la elaboración del Plan Nacional de Desarrollo de su próximo gobierno”, dijo, y se pronunció por incluir al sector en una política de Estado, al considerarlo un asunto de soberanía y seguridad nacional.

El Decálogo, elaborado por las asociaciones, colegios, federaciones y sociedades que conforman al organismo, expresa la necesidad de fortalecer la calidad y cantidad de ingenieros en el país, cuyo gremio, dijo, cuantifica a más de un millón 800 mil profesionistas de diversas especialidades y representan la quinta parte del total de profesionistas del país.

En segundo lugar, mencionaron que trabajarán para promover que los titulares y mandos superiores de las dependencias de la administración pública federal relacionadas con la ingeniería sean ingenieros calificados, en donde hizo mención especial al hecho de que en el próxmo gabinete presidencial están propuestos cuatro ingenieros y un arquitecto.

Piden también participar activamente en las políticas públicas del país, relacionadas con la ingeniería y la innovación, y que el gremio esté mejor posicionado en las mesas de decisión de leyes, reglamentos y normatividad relacionadas con esa tarea.

El cuarto punto se refiere a establecer un observatorio ciudadano para calificar periódicamente la capacidad técnica de las administración pública y el avance de los proyectos, así como el cumplimiento de metas.

Como quinto punto, dijo que se proponen demostrar que la ingeniería mexicana es sólida y prestigiada, seguida del objetivo de fortalecer principios y valores de ética para la integridad y transparencia del ejercicio de la ingeniería y vigilancia de su cumplimiento.

También pretenden lograr condiciones favorables para el trabajo de los ingenieros mexicanos e incrementar la colaboración y posicionamiento en las organizaciones interncioanales, además de fortalecer la unidad del sector y “sumarnos a la unidad nacional”.

En la celebración, que se llevó a cabo en el Centro Ambrosía de la Ciudad de México, se tomó protesta al nuevo presidente de la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, Enrique Rivapalacio, quien fungirá en el periodo 2018-2020.