El manejo y disposición final que se le dé a las miles de toneladas de sargazo que se espera recalen en las costas de Quintana Roo en las próximas semanas, se convirtió en un nuevo reto para el sector turístico y autoridades de Quintana Roo en esta temporada de verano, Carlos Gosselin Maurel y Roberto Cintrón Gómez, presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, respectivamente.

"El sargazo llegó para quedarse, es un invitado más y pues hay que darle la atención que se merece”, expresó Cintrón Gómez.

Por su parte, el director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (Cptqroo), Darío Flota Ocampo, indicó que para la temporada de vacaciones de verano se mantienen las expectativas de afluencia a la entidad.

“El verano está lleno, todos los destinos tienen una previsión arriba del 90 por ciento, es nuestra temporada más grande para mercado nacional y seguramente vamos a estar uno o dos puntos por arriba del año pasado y eso es un récord, porque nuestra derrama, nuestra estancia y nuestros cuartos hoteleros son los mayores de México”, aseveró,

Asimismo, la titular de la Secretaría estatal de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, aseveró que se tienen muy buenas expectativas para los meses de julio y agosto, que se esperan ocupaciones arriba del 85 por ciento en Cancún y Puerto Morelos”.

Reconoció que a partir de la segunda mitad de agosto, tradicionalmente las reservaciones se contraen un poco, hace unos años hablamos de temporadas medias, no temporadas bajas.

Sin embargo, los dirigentes hoteleros ven un horizonte complicado por la presencia de una enorme cantidad de algas marinas que recalan en las costas de Quintana Roo desde Cancún hasta el sur de la entidad, en la zona de Mahahual.

Incluso, los pronósticos no son nada halagadores, pues según el dirigente hotelero, Roberto Cintrón Gómez, anticipó que este año vendrá mucho más sargazo.

“Es una mancha tan grande como el Caribe, desde las costas de Venezuela, hasta las de México y Cuba; no es una mancha sola, sino está esparcida, pero esa alga está expandida en todo el Caribe, es muchísimo”, advirtió.

Reconoció que la problemática del sargazo no es privativa de México, pues hay en todo el Golfo de México, incluyendo Texas, Misisipi y Luisiana, pero eso no quiere decir que se deje de atender la situación.

Admitió que si bien se cuenta con 62 millones de pesos para atender el manejo y recolección diaria del sargazo, también es preciso trabajar a futuro y establecer un programa permanente.

En ese sentido, comentó que se deben establecer protocolos de trabajo que permitan la detección, recolección, qué hacer y el uso que le pueden dar al sargazo.

“Se trata del Protocolo de Quintana Roo, para trabajar a largo plazo. Este tema ya no es de ahorita, va a ser cada vez más recurrente y lo vamos a tener año con año”, agregó.

Se le preguntó sobre cuáles son los volúmenes de sargazos que se han recolectado y dijo que sí hay un registro, aunque de momento no pudo dar la cifra exacta.

“Esta es una mancha atípica de sargazo, está muy bien identificada vía satélite y esto no va a dejar de recalar hasta que empecemos a recibir vientos del norte, lo que ayudará a que no recalen en las playas de Cancún”, subrayó.

El empresario hotelero, Cintrón Gómez aseveró que el sargazo se está convirtiendo en un invitado muy “incómodo” en esta temporada de verano, y que si bien la afluencia está garantizada, también hay que verificar los costos para los próximos años.

“El turismo se nos está yendo; el tema es que sí hay una afectación severa y sí se está yendo el turismo”, advirtió.