Tláhuac festeja a su santo patrono, San Pedro Apóstol

Fiesta, música, tradición y un gran fervor son sólo algunos de los elementos que se mezclan en el festejo patronal en honor a San Pedro Apóstol, una de las celebraciones más importantes y de mayor...

Fiesta, música, tradición y un gran fervor son sólo algunos de los elementos que se mezclan en el festejo patronal en honor a San Pedro Apóstol, una de las celebraciones más importantes y de mayor arraigo en la delegación Tláhuac.

San Pedro Tláhuac es uno de los siete pueblos originarios, donde la calidez de su gente, sumado a sus atractivos turísticos y sus tradiciones, lo hace un lugar mágico, más aún cuando celebra a su santo patrono, una costumbre que data desde 1956.

En esta fiesta, que concluye el 8 de julio, los visitantes podrán disfrutar de platillos típicos de la zona, artesanías, representaciones musicales, exposiciones, verbenas populares, así como las ofrendas y rituales en honor a San Pedro.

De acuerdo con las autoridades delegacionales, esta celebración refleja y conserva el gran acervo tradicional y cultural de la comunidad, quienes llenan a San Pedro de luz, color y alegría, recibiendo a miles de visitantes de distintas zonas de la demarcación y de toda la Ciudad de México.

Explicaron que por tratarse de una fiesta patronal, se llevan a cabo procesiones religiosas y otras actividades litúrgicas, teniendo como escenario principal el templo de San Pedro Apóstol, el cual es adornado con coronas de flores.

Otro de los escenarios en dicha festividad, es el lago de los Reyes Aztecas donde las canoas recolectan parte de los frutos y hortalizas que ahí se producen y se les ofrecen al santo patrono en agradecimiento por la cosecha y la abundancia.

Este recorrido por los canales es acompañado por productores, la reina de la festividad, así como el párroco, y al final del recorrido, que culmina en el embarcadero del lago de los Reyes Aztecas, se reparte la ofrenda entre los lugareños.

Sumado a ello, las entradas de las iglesias y sus atrios son adornados de flores, frutas de estación, semillas, dulces y otros productos típicos de la región. Esos arcos de flores son la viva muestra de las raíces prehispánicas que distinguen al país y que recuerdan la forma en la que los nativos reconocían y festejaban a sus deidades.

Acompañados de la música, el baile y la alegría, los encargados de realizar el arco de flores de esta edición número 62 de la Feria de San Pedro Apóstol Tláhuac, recorrieron los diversos pasajes del pueblo, llegando a la entrada principal de la parroquia, donde se coloca la colorida estructura.

Para esta celebración fueron colocados diversos puntos de revisión para evitar que la gente ingrese con armas de fuego o blancas, así como con bebidas alcohólicas, y garantizar así la integridad de las familias asistentes.

Personal de Protección Civil de Tláhuac y elementos de la Policía Auxiliar de la Ciudad de México llevan a cabo un operativo con el cual los asistentes estarán seguros de vivir una de las fiestas patronales más importantes y coloridas, en total calma y en un ambiente familiar.

En cuanto a la “ley seca”, las autoridades de Tláhuac subrayaron que personal de la Dirección General Jurídica y Gobierno mantienen estrecha vigilancia sobre los establecimientos mercantiles para que eviten vender bebidas alcohólicas durante la festividad.