Universidad de Monterrey revalora entorno matorral de Nuevo León

La Universidad de Monterrey (UDEM) emprendió un proyecto que tiene como finalidad la revaloración del entorno matorral y la concientización de la población sobre estos tesoros del territorio en Nuevo...

La Universidad de Monterrey (UDEM) emprendió un proyecto que tiene como finalidad la revaloración del entorno matorral y la concientización de la población sobre estos tesoros del territorio en Nuevo León.

En un comunicado, la institución educativa privada consideró que “entre el bullicio, la contaminación y el crecimiento de la ciudad, es fácil olvidar que Nuevo León es un estado que alberga majestuosos e imponentes paisajes".

Manifestó que es esta falta de atención y el dominio de elementos urbanos como edificios y calles lo que provoca que tomemos por sentado lo que la naturaleza nos ofrece.

Esta iniciativa, dijo, fue creada con la ayuda del Centro de Investigación de la UDEM y lleva como nombre “Tests for a Symbiotic Matorral”, la cual se centra en la idea de cambiar la percepción de las jóvenes generaciones sobre el área urbana de Monterrey.

En este proyecto, indicó, Roberto Pasini, profesor de arquitectura de la UDEM, junto con la participación de otros especialistas, creó el “Sendero de los Mundos Intersectados” en el Parque Ecológico Chipinque.

Detalló que se trata de una ruta floro-faunística a través del matorral submontano de la Sierra Madre Oriental, en la que se pueden apreciar entre 250 y 300 especies de plantas.

“La intención es ayudar a las jóvenes generaciones, en particular a los niños de las escuelas de Monterrey, a conocer la naturaleza que los rodea, que normalmente es menos preciada, desconocida u olvidada y que en realidad nos proporciona muchos beneficios”, explicó Pasini.

Resaltó que este complejo ecosistema purifica el aire, el agua y ayuda a regular la temperatura y que por este impacto positivo “es importante, conocer, apreciar y proteger este bien, que es de todos”.

Pasini mencionó que el “Sendero de los Mundos Intersectados” fue inaugurado por un grupo de niños de una primaria local, quienes fueron guiados por la ruta de aproximadamente 400 metros de largo e instruidos sobre las plantas que lo integran, el clima del matorral y los animales que pasan por ese camino.

Posteriormente, añadió, llegaron una pequeña meseta en la que el equipo de investigación situó una serie de esculturas e instalaciones para que los visitantes puedan reflexionar y apreciar sobre su entorno.

El catedrático de la UDEM subrayó que “es importante cambiar nuestra postura sobre la naturaleza, empezando por los ecosistemas que están más cerca de nosotros".