Comercio electrónico, oportunidad de crecimiento para pequeñas empresas

El comercio electrónico es hoy en día una oportunidad para que las pequeñas y medianas empresas puedan lograr su desarrollo y ser competitivas en un mundo globalizado, afirmó Israel Coto, director de...

El comercio electrónico es hoy en día una oportunidad para que las pequeñas y medianas empresas puedan lograr su desarrollo y ser competitivas en un mundo globalizado, afirmó Israel Coto, director de Microsip en Ciudad de México.

Manifestó que antes el comercio electrónico era algo sumamente caro o privilegiado sólo para los grandes corporativos; sin embargo, la evolución tecnológica permitió que todos los sectores se suban a la red.

En entrevista, el directivo expuso que muchas pequeñas empresas dudan en crear una tienda en línea por miedo a los fraudes electrónicos, pero deben darse cuenta que es una forma de que los pequeños emprendedores empiecen un negocio, para después montar ya un punto de venta físico.

Explicó que los empresarios que durante años han venido manejando modelos de negocio similares, lo ven como un escaparate alterno en el que pueden tener ahorros y alcances enormes, así como una oportunidad de llevar sus productos a mercados donde antes no podían, y los pequeños emprendedores que empiezan con un negocio en línea, ahora ya lo tienen montado en Internet.

Sin embargo, consideró, hay que cambiar un poco la cultura porque no sólo teniendo una página de comercio se va a tener éxito; es lo mismo como en una tienda física que tiene que promocionarse para atraer a los clientes.

De acuerdo con Coto, poco poco se ha ido rompiendo ese mito y van surgiendo herramientas que facilitan el uso de esta tecnología, las cuales van desde el uso directo de la tarjeta de crédito en línea hasta el pago referenciado en tiendas de conveniencia.

“Las compras en línea son seguras, siempre y cuando el proveedor cumpla con los requerimientos para evitar el fraude; eso le da una garantía al consumidor", sostuvo.

Por otra parte, apuntó que las empresas que tienen muchos años de operar se resisten al cambio, por lo que cuando llegan grandes monopolios que tienen una buena infraestructura tecnológica, desaparecen.

“Las empresas que incorporan toda la infraestructura tecnológica han tenido un crecimiento importante y sobre todo han aguantado la penetración de mercado de empresas multinacionales y se defienden muy bien”, finalizó.