Desmiente primer ministro italiano a presidente francés sobre migración

El primer ministro italiano Giuseppe Conte desmintió hoy al presidente francés Emmanuel Macron, según el cual los centros voluntarios de acogida de inmigrantes y refugiados serán abiertos sólo en los...

El primer ministro italiano Giuseppe Conte desmintió hoy al presidente francés Emmanuel Macron, según el cual los centros voluntarios de acogida de inmigrantes y refugiados serán abiertos sólo en los países de primer arribo de los migrantes.

“Estaba (Macron) cansado, lo desmiento”, declaró Conte a los medios desde Bruselas, donde participó en la reunión del Consejo Europeo en la que se acordó crear en los países de la Unión EUropea (UE) y de forma voluntaria centros para separar a los refugiados con derecho a permanecer en Europa, de los inmigrantes económicos que serían expulsados.

Según Conte, Italia, país de primera llegada de inmigrantes, no ha dado su disponibilidad para abrir nuevos centros voluntarios de acogida, mientras otras naciones “si lo hicieron”.

Antes, el jefe de gobierno dijo que Italia "ya no está sola", ya que el acuerdo logrado en Bruselas, y que Roma había inicialmente amenazado con vetar, prevé crear tales centros sólo en las naciones que lo acepten de manera voluntaria.

Pero Macron aseguró en otras declaraciones a la prensa que esas instalaciones serán abiertas únicamente en países de pimera llegada de inmigrantes y que Francia no autorizará ninguna.

Conte insistió en que el acuerdo de Bruselas establece “acciones compartidas (entre los diferentes países de la UE), en acciones de salvamento de migrantes en el mar”.

“Ese es un principio nunca antes aceptado. Italia estaba sola y ahora lo hemos hecho aceptar (el principio) en los hechos”, aseguró.

Asimismo, dijo que “es insensato"“ decir que el acuerdo se hizo sobre la base voluntaria, y explicó que está integrado en varios niveles y no se impone a nadie la creación de centros de acogida.

Aseguró que Italia no recibirá a ningún inmigrante que hubiese sido registrado inicialmente en su territorio y que después se hubiese trasladado a Alemania.

“No suscribí ningún acuerdo con Alemania. A (la canciller federal alemana Angela) Merkel no le prometí nada”, dijo.

Insistió que en el acuerdo “no se hace ninguna referencia a países de primera o segunda llegada”.

“Italia no asumió ningún compromiso para crear estos centros controlados”, enfatizó Conte.