Tapetes multicolores decoran el Vaticano en el Día de Papa

Tapetes multicolores de diversos tamaños y realizados con insólitos materiales, desde tomates y verduras, hasta flores y arena, decoraron las inmediaciones del Vaticano para animar el Día del Papa...

Tapetes multicolores de diversos tamaños y realizados con insólitos materiales, desde tomates y verduras, hasta flores y arena, decoraron las inmediaciones del Vaticano para animar el Día del Papa, que se celebra hoy.

Decenas de artesanos procedentes de varias regiones de Italia trabajaron en el montaje de los diseños desde el jueves, cuando por la tarde comenzaron a trabajar las imágenes alusivas a santos y Papas.

A lo largo de la Via della Conciliazione, la gran avenida que une a la Plaza de San Pedro con la ciudad de Roma, turistas, fieles y curiosos pudieron admirar los diseños monumentales durante su paso, con motivo de la celebración de los santos apóstoles Pedro y Pablo.

Mientras eso ocurría, el pontífice oficiaba una misa multitudinaria en la propia Plaza de San Pedro, con la cual celebró a los patronos de Roma y en la cual entregó la indumentaria del Palio a 28 arzobispos procedentes de diversos países.

“Mi saludo va hoy, sobre todo, a ustedes fieles de Roma en la fiesta de los santos patronos de la ciudad”, dijo el Papa al final de su bendición con el Angelus, que dirigió desde la ventana de su estudio personal en el Palacio Apostólico Vaticano.

“Para esta fiesta la asociación social romana promovió la tradicional ‘infiorata’ que veo acá, realizada por diversos artistas y por tantas realidades asociativas y del voluntariado. ¡Gracias por esta bella iniciativa y por las sugestivas decoraciones florales”, añadió.

Conocida como la “infiorata” (“florecida”), la manifestación histórica llegó a su séptima edición y recoge una antigua usanza, que durante décadas permaneció olvidada.

La primera de estas actividades data del año 1625, cuando el responsable de la Florería Vaticana, Benedetto Drei y su hijo Pietro, quisieron rendir homenaje al Papa Urbano VII con una serie de obras “en forma de mosaico”.

El famoso artista y arquitecto Gian Lorenzo Bernini, ideador de la Columnata de San Pedro, siguió la tradición iniciada por Drei, divulgando este arte floral a otras poblaciones de los Castillos Romanos, zona ubicada al sur de la capital italiana.

A partir de Roma, otras fiestas similares se difundieron por toda la Península Itálica mientras, justo en la capital la costumbre, paradójicamente, desapareció.