Cientos se manifiestan en Texas contra separación de familias migrantes

Cientos de personas se manifestaron hoy frente a la corte federal en Brownsville, Texas, para protestar por la separación de miles de niños migrantes de sus padres luego de cruzar la frontera de...

Cientos de personas se manifestaron hoy frente a la corte federal en Brownsville, Texas, para protestar por la separación de miles de niños migrantes de sus padres luego de cruzar la frontera de manera ilegal.

La manifestación, organizada por la Unión de Libertades Civiles de América (ACLU) y otros grupos de derechos civiles, congregó a más de mil personas que protestaron frente a la corte, donde los jueces escuchan los casos de inmigración de quienes buscan asilo o han ingresado ilegalmente al país.

Muchos manifestantes, provenientes de diversas ciudadese de Texas, portaban carteles con leyendas como “Las Familias Deben Permanecer Juntas”, para exigir la rápida reunificación de los niños que fueron separados de sus padres, tras cruzar la frontera en las últimas semanas.

El presidente Donald Trump emitió una orden ejecutiva la semana pasada para prohibir la separación de los niños de sus padres, tras ser detenidos en la frontera, pero la gran mayoría de los más de dos mil 300 menores que fueron apartados de sus familias siguen sin ser reunificados.

La manifestación se da dos días después de que una jueza federal ordenara a la administración del presidente Trump reunir a los niños con sus familias en un plazo de 30 días o de dos semanas en el caso de los menores de cinco años.

La jueza Dana Sabraw de la Corte Federal en San Diego, California, también emitió una orden a nivel nacional que prohíbe futuras separaciones de familias migrantes, a menos que el padre se considere no apto o no quiera estar con el niño.

Asimismo, la magistrada ordenó que el gobierno garantice contacto telefónico entre los padres y sus hijos en un plazo de 10 días.

"Entendemos que la administración podría tomarse su tiempo para implementar esa orden", dijo Natalie Montelongo, una estratega de la campaña nacional para los derechos de los inmigrantes de la ACLU.

"Es por eso que este evento es tan importante porque tenemos que seguir abogando por la implementación inmediata", añadió.

Entre los manifestantes se encontraba el presidente del Comité Nacional del Partido Demócrata, Tom Pérez, quien instó a los participantes en el evento a continuar la lucha a favor de los migrantes.

"Lo que hemos estado haciendo, que nos ha permitido progresar, es organizarnos, protestar y causar problemas. Eso es lo que tenemos que seguir haciendo. No podemos dejarlo", sostuvo Pérez.

"Es por lo que estoy aquí perdiendo algo de peso en este clima de 100 grados. Si son 200 grados, me quedaré aquí. Si hace calor para nosotros, imagina lo que es para estos niños pequeños que no han visto a sus padres", puntualizó el político.

La manifestación en Brownsville fue una de varias realizadas este jueves a lo largo de Estados Unidos para expresar indignación por la separación y detención de las familias migrantes.

En Washington, la capital del país, más de mil mujeres activistas marcharon y abarrotaron un edificio del Senado en el Capitolio, en protesta por la política de "cero tolerancia" de la administración Trump.

La policía del Capitolio arrestó a unas 100 personas en la protesta en el edificio del Senado, luego de que las activistas se sentaran en el piso con mantas para exigir el cese de la política de detención y separación de familias migrantes.

En Portland, Oregón, agentes federales detuvieron a ocho manifestantes cuando intentaban reabrir un edificio del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos, que ha permanecido cerrado por más de una semana debido a un plantón permanente.