EUA y Corea del Sur acuerdan generar medidas de confianza con el Norte

Los jefes de Defensa de Corea del Sur y Estados Unidos han acordado este jueves diseñar continuamente medidas para generar confianza con Corea del Norte, siempre y cuando el régimen de Pyongyang...

Los jefes de Defensa de Corea del Sur y Estados Unidos han acordado este jueves diseñar continuamente medidas para generar confianza con Corea del Norte, siempre y cuando el régimen de Pyongyang mantenga un "diálogo de buena voluntad".

Sin embargo, el ministro de Defensa surcoreano, Song Young-moo, y su homólogo estadunidense, James Mattis, presionaron a Pyongyang para que tome "medidas concretas e irreversibles hacia la desnuclearización", diciendo que sin tal acción, las sanciones internacionales deberían mantenerse.

Sus conversaciones de 70 minutos en Seúl se produjeron después de que los aliados decidieran suspender sus ejercicios combinados como un gesto de buena voluntad para facilitar la diplomacia en el desarme nuclear del Norte, reportó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Song y Mattis discutieron las medidas tomadas para aliviar las tensiones militares y generar confianza, incluida la decisión de suspender parte de los ejercicios combinados, incluido el Ulchi Freedom Guardian (UFG) programado para agosto, indicaron ambas partes en un comunicado de prensa conjunto.

Ambos ministros compartieron la opinión sobre la importancia de una cooperación continua y estrecha para la desnuclearización de la península coreana y el establecimiento de la paz en medio del cambio dinámico en la situación de seguridad de la península.

En este sentido, las dos partes acordaron continuar fortaleciendo la comunicación y la cooperación, añadieron.

Sobre la cuestión de cómo proceder con los ejercicios futuros de una manera que no socave el impulso para el diálogo, Song y Mattis acordaron tomar una decisión conjunta a la luz de los avances en la desnuclearización del Norte, indicó un funcionario de Seúl.

Sobre los ejercicios combinados en la península, las dos partes acordaron hacer un anuncio conjunto después de consultas sobre su momento, escala y contenido en consideración del progreso en la desnuclearización del Norte y la postura de preparación de combate de cada unidad.

Seúl y Washington suspendieron indefinidamente el Programa Surcoreano de Intercambio de Marines y las maniobras anuales combinadas UFG, que estaba previsto que comenzaran el próximo mes y en agosto, respectivamente.

La suspensión ha sembrado preocupaciones de que los aliados, pudieran detener, después de todo, todas las maniobras militares de forma que atenuarían su vieja asociación de seguridad y las capacidades de disuasión.

Sobre el tema de la transferencia del control operacional durante la guerra, Song y Mattis acordaron fortalecer la cooperación para asegurar que las condiciones necesarias para la transferencia puedan cumplirse "en una fecha temprana".

Durante la Reunión Consultiva de Seguridad, prevista para otoño en Washington, se espera que los dos lados lleguen a un acuerdo sobre la hoja de ruta para la transferencia, que, según los observadores, tendrá lugar a inicios de la década de 2020.

La declaración conjunta también señaló que la alianza bilateral es "más sólida que en cualquier otro momento" y que los ministros acordaron cooperar estrechamente para desarrollar la alianza de una manera mutuamente complementaria y orientada hacia el futuro.

Durante su discurso de apertura, Mattis reafirmó que el objetivo de Washington para la desnuclearización completa, verificable e irreversible (CVID) de la península coreana y su voluntad de mantener el tamaño actual de las tropas estadunidenses en Corea del sur.

El compromiso de Estados Unidos con Seúl permanece férreo y Washington continuará utilizando una serie completa de capacidades diplomáticas y militares para mantener este compromiso.

Esto incluye mantener el nivel actual de las fuerzas estadunidenses en la península coreana, confirmó el secretario de Defensa estadunidense haciendo referencia a Corea del Sur por su nombre oficial, la República de Corea.

Mattis también abordó la reciente decisión de los dos aliados de suspender un ejercicio conjunto de gran tamaño, afirmando que es un esfuerzo para facilitar la diplomacia sobre la desnuclearización norcoreana.

El secretario afirmó que la reciente decisión de suspender los Ulchi Freedom Guardian (UFG) crea una mayor oportunidad para que los diplomáticos estadunidenses negocien, aumentando las perspectivas de una resolución pacífica en la península coreana.

Al mismo tiempo, los ejércitos surcoreanos y estadunidenses permanecen unidos, vigilantes y listos para defenderse contra todo desafío.

Por su parte, el ministro de Defensa surcoreano, Song Young-moo, calificó sus diálogos con Mattis como "propicios", diciendo que los aliados se encuentran en un "punto de inflexión crucial que podría dejar atrás una oscura historia de confrontación y conducir a una nueva historia de paz y cooperación".

Asimismo, Song comentó que Seúl y Washington harán todo lo posible para garantizar que esta oportunidad "preciosa" lleve "definitivamente" a la paz y estabilidad de la península, el Nordeste Asiático y el mundo.

Añadió que tanto él como el secretario Mattis planean realizar esfuerzos continuos en el sector de Defensa, mientras mantienen una estrecha cooperación con una precisión milimétrica en sus esfuerzos para lograr su objetivo mutuo.

Agregó que, en medio de este proceso, las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), como símbolo de la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos, siempre estarán con el ejército surcoreano.