Presenta Canadá regulaciones para el cultivo legal de marihuana

El gobierno de Canadá dio a conocer hoy las regulaciones que se aplicarán a las personas que busquen operar un centro productor de marihuana, cuyo consumo legal en el país iniciará el 17 de octubre...

El gobierno de Canadá dio a conocer hoy las regulaciones que se aplicarán a las personas que busquen operar un centro productor de marihuana, cuyo consumo legal en el país iniciará el 17 de octubre próximo.

De acuerdo con esas regulaciones, las personas que deseen operar un centro productor de marihuana deben comprobar que no tienen antecedentes penales, es decir, no haber estado involucrado en el crimen organizado, aunque quienes tienen cargos por posesión de droga podrían participar en este nuevo mercado.

“Después de que la nueva ley de la marihuana entre en vigor estamos viendo la posibilidad de levantar los cargos a estas personas”, ha señalado el ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale.

La nueva regulación establece que los centros de producción y venta de marihuana deberán contar con estrictas medidas de seguridad, que incluyen cámaras de vigilancia, un sistema de detección de traspaso no autorizado, así como barreras de seguridad para controlar el acceso.

Las nuevas compañías “verdes” estarán obligadas a presentar al gobierno un reporte financiero cada año, que incluya los nombres y direcciones de los mayores inversionistas, descripción de los accionistas y actividad financiera como inversiones y préstamos.

Las regulaciones tienen como principal objetivo alejar a los adolescentes de esta droga y coartar las operaciones del crimen organizado, al que indirectamente se le ha invitado a ingresar al mercado legal, que ya desde ahora promete grandes ganancias debido a que los jóvenes canadienses ocupan el primer lugar en este consumo a nivel nacional.

En Canadá habrá seis diferentes clases de licencias, entre ellas cultivo, procesamiento, pruebas analíticas, venta e investigación. En el sector cultivo habrá permisos para minicultivo (menos de 200 metros cuadrados de plantas y no pasar los 600 kilogramos en distribución), cultivo estándar e invernaderos.

Todos los paquetes en los que se venda la droga deberán tener impreso el símbolo autorizado que se asemeja al símbolo de STOP y las siglas THC, así como la advertencia de mantenerlo alejado de los niños.

También se incluirá la advertencia de que no debe ser consumida durante el embarazo y la lactancia; y no conducir un vehículo o manejar maquinaria bajo sus efectos. “En 2012, más de cuatro mil canadienses sufrieron accidentes y 75 murieron por manejar bajo el influjo del cannabis”, se indicará en la leyenda.

Las regulaciones detalladas se publicarán en línea el próximo 11 de julio e incluirán los parámetros para producir, vender, distribuir, importar y exportar marihuana.

Las autoridades confían en que “habrá suficiente” marihuana en el mercado para el 17 de octubre próximo, cuando entra en vigencia el consumo legal en Canadá, que será el primer país industrializado en despenalizar esa práctica.