Alta votación evitará litigios postelectorales, afirma cardenal Aguiar

El cardenal primado de México, Carlos Aguiar Retes, aseguró que cuanto más fuerte sea la participación ciudadana en las elecciones del próximo 1 de julio en su país, más fácilmente se resolverá...

El cardenal primado de México, Carlos Aguiar Retes, aseguró que cuanto más fuerte sea la participación ciudadana en las elecciones del próximo 1 de julio en su país, más fácilmente se resolverá cualquier litigio postelectoral.

En entrevista con Notimex aquí, donde recibirá el próximo viernes 29 de junio la indumentaria litúrgica del Palio de manos del Papa Francisco, el purpurado reconoció que la jornada electoral se vivirá como “un momento de tensión y de incertidumbre” porque es el voto el que define.

“Deseamos que exista la más amplia participación, por eso la estamos promoviendo como Iglesia, porque así entonces saldrá más fuerte el ganador y será más fácil convencernos de que tendremos el gobierno que nos elegimos, pero que lo decidimos nosotros con el voto”, indicó.

Reconoció que podría existir la tentación de algún candidato de no aceptar los resultados de las elecciones presidenciales, y recordó que algo así se vivió en 2006, mientras en 2012 no hubo conflicto postelectoral porque la diferencia fue mayor.

“Si hay una diferencia notable no habrá conflicto, de ahí la importancia de salir a votar”, insistió. Y añadió que los obispos han pedido a los fieles católicos que, cuando se reúnan con los diversos candidatos, les manifiesten sus preocupaciones, que son inquietudes de las comunidades católicas.

Mencionó entre los asuntos que captan la atención el derecho a la vida, desde la fecundación hasta la muerte natural, la asistencia a la familia estable y la ayuda de políticas públicas para recuperar el crecimiento natal, que en México ya está descendiendo.

Sostuvo que si no se ayuda a la familia estable, pronto el país va a tener un grave problema de pensiones, de sustentabilidad y de necesidad de mano de obra. Otras preocupaciones son la educación de calidad y la libertad religiosa.

Más adelante se refirió a la relación “dispareja” entre México y Estados Unidos durante la administración del presidente Donald Trump.

Consideró muy importante que, en medio de la crisis por la decisión del gobierno de separar a los niños de sus padres migrantes detenidos mientras atraviesan la frontera ilegalmente, la Santa Sede y México sostuvieron un coloquio de alto nivel en el Vaticano.

Precisó que ese encuentro sirvió de plataforma para hacerle llegar al Papa la preocupación de diversos niveles de gobierno en México.

“Me imagino que eso fue uno de los principales factores para que el presidente Trump cambiara su política. Es indudable que la voz del Papa hoy es escuchada en ámbitos donde antes no llegaba”, dijo.

Por otra parte, Aguiar Retes explicó los alcances del inédito acuerdo público firmado por la Arquidiócesis de México y la organización SNAP de supervivientes de abusos sexuales cometidos por clérigos católicos.

Afirmó que, por el momento, se trata de un “principio de diálogo” y de “ánimo de colaboración” que servirá para que tanto las víctimas de haber sufrido un acto pederasta como la propia Iglesia están en posibilidad de descubrir que el enemigo no es el uno ni el otro, sino la existencia misma de la pederastia.

“Por eso, en lugar de confrontarnos entre nosotros lo que debemos hacer es sumarnos para que no exista ya abusos. En ese tono y en ese sentido ha sido la constante del diálogo entre SNAP México y nosotros”, continuó.

“Se abre un parteaguas porque, empezando por el Papa Francisco, y llegando a la inmensa mayoría de los obispos, nadie quiere tener sacerdotes pederastas. No es que estemos deseando tenerlos y conservarlos sino al revés, estamos en una actitud de renovación que nos permita tener ministros confiables”, abundó.

Explicó que la experiencia de las víctimas de abusos puede ayudar a descubrir cuáles son los perfiles más adecuados para la formación hacia el sacerdocio.

“Es un diálogo que nos permite prever en qué manera podemos ayudarnos para descubrir las formas más prácticas para evitar estos hechos. En eso estamos, escuchándonos los unos a los otros”, sentenció.