Crean en Chile material de construcción sustentable

Un nuevo material para la construcción con características especiales como la de ser un aislante térmico y acústico, resistente y amigable con el medioambiental, fue desarrollado en Chile.Como una...

Un nuevo material para la construcción con características especiales como la de ser un aislante térmico y acústico, resistente y amigable con el medioambiental, fue desarrollado en Chile.

Como una idea para reemplazar a la madera como material aislante, y de esa forma reducir la huella hídrica y de carbono que se gestiona en la industria de la construcción, nació este nuevo material denominado “Colchón Radicular” (CR).

El material, creado por Roberto García y Rodrigo Cancino, fue hecho realidad por la empresa Rootman, especializada en la fabricación de insumos naturales, quienes desarrollaron una tecnología con “características únicas”.

La idea fue revelada este miércoles en una conferencia de prensa organizada por Imagen de Chile con el fin de dar a conocer este producto que pretende cambiar la industria de la construcción.

“Esta fibra, presentada en Chile, Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros países, está compuesta por miles de raíces que se entrecruzan entre sí, formando una gran red”, detalló García, gerente general de Rootman.

“Este proceso de cultivo no necesita ningún tipo de maquinaria y demora un máximo de 15 días en estar listo para su uso, por lo que la huella de carbono disminuye muchísimo y el gasto de agua es mínimo”, añadió.

El “colchón radicular” es un aislante térmico que además posee capacidad de absorción sonora, logrando la certificación del Centro de Investigación en Tecnología de la Construcción (CITEC).

Aparte de sus atributos ecológicos, descubrieron que otra de sus cualidades es ser altamente resistente al fuego, por lo cual agrega valor en términos de seguridad a las viviendas y edificaciones.

La directora ejecutiva de Imagen de Chile, Myriam Gómez, afirmó en tanto que “nuestra nación se está posicionando internacionalmente gracias a este tipo de descubrimientos que son un real aporte a la calidad de vida de las personas y el medioambiente”.

Gracias a que la producción del “colchón radicular”, que no necesita variables climáticas, los próximos pasos de Rootman son extender el negocio a mercados internacionales y seguir con los proyectos de construcción en el sur de Chile.