Congreso colombiano modifica reglamentos de Jurisdicción Especial de Paz

El Congreso de Colombia aprobó hoy la ley que reglamenta los procedimientos de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), con dos modificaciones clave que quitan facultades a este tribunal en casos...

El Congreso de Colombia aprobó hoy la ley que reglamenta los procedimientos de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), con dos modificaciones clave que quitan facultades a este tribunal en casos de extradición y procesos en contra de las Fuerzas Militares y Policiales.

Las modificaciones fueron propuestas por la bancada del partido Centro Democrático, al que pertenece el presidente electo Iván Duque, quien había anunciado que en su gobierno haría ajustes a la JEP, una instancia que forma parte de los Acuerdos de Paz.

El Centro Democrático logró la mayoría con los votos de congresistas de los partidos oficialistas en el actual gobierno de Juan Manuel Santos, que apoyaron a Duque en la segunda vuelta electoral del 17 de junio y se comprometieron a impulsar la agenda legislativa

El primer artículo que incluyó el Centro Democrático quita cualquier facultad a la JEP para practicar pruebas en casos de extradición, limitando su competencia a la revisión de la fecha del delito.

Con ello, los miembros de las FARC que se encuentran desmovilizados podrán ser extraditados si los delitos de los cuales se les acusa se cometieron después de la Firma del Acuerdo de Paz entre la guerrilla y el gobierno de Colombia, en noviembre de 2016.

El segundo artículo congela todos los procesos en contra de los integrantes de las Fuerzas Militares y Policiales hasta que el Congreso, mediante una reforma constitucional, cree una sala especial dentro de la JEP con nuevos magistrados para que haya un proceso de juzgamiento diferencial y único.

Para que pueda entrar en vigencia, la nueva ley debe ser sancionada por el presidente Santos y luego pasar a revisión de la Corte Constitucional.

El jefe máximo del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), Rodrigo Londoño, reaccionó en contra de los ajustes que el Congreso de Colombia hizo a la JEP, considerada columna vertebral del Acuerdo de Paz.

“Las versiones del Artículo 53 de Ley procesal aprobadas hoy por el Senado son contrarias a la Constitución y el Acuerdo Final; son garantía de extradición sin pruebas y buscan hacer trizas la paz. Conminamos a la Corte Constitucional a declarar su inconstitucionalidad”, señaló Londoño.

El 23 de septiembre de 2015, el gobierno de Colombia acordó crear una Jurisdicción Especial para la Paz que ejercerá funciones judiciales y formará parte del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición (SIVJRNR).

La JEP cumplirá con el deber del Estado colombiano de investigar, esclarecer, perseguir, juzgar y sancionar las graves violaciones a los derechos humanos y las graves infracciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH) que tuvieron lugar en el contexto y en razón del conflicto armado.

El tribunal tiene como objetivos: Satisfacer el derecho de las víctimas a la justicia, ofrecer verdad a la sociedad colombiana, contribuir a la reparación de las víctimas y luchar contra la impunidad.