Tribunal Electoral revoca medidas cautelares contra anuncios del PAN

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el acuerdo de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, que declaró procedente la adopción de medidas cautelares solicitadas...

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó el acuerdo de la Comisión de Quejas y Denuncias del INE, que declaró procedente la adopción de medidas cautelares solicitadas por el PRI respecto de los promocionales pautados por el PAN y Movimiento Ciudadano.

En sesión privada, el pleno de la Sala Superior del Tribunal revocó, por mayoría de votos, dicho acuerdo sobre los promocionales, al considerarlos propaganda calumniosa.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) denunció los anuncios difundidos por Acción Nacional y Movimiento Ciudadano, al considerar que su contenido consistía en calumnia contra su candidato al atribuirle hechos falsos.

En el marco del procedimiento sancionador, la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) analizó la necesidad de suspender la difusión de los anuncios objeto de denuncia y concluyó que era necesario dictar medidas cautelares porque ciertas frases usadas podrían constituir la imputación de hechos falsos.

Inconforme con esta decisión, el PAN presentó una demanda en la que argumentó que la Comisión valoró de forma inadecuada el contenido de los spots y concluyó incorrectamente que eran calumniosos, afectando de esa manera los principios de legalidad, congruencia y certeza.

Al analizar el SUP-REP-289/2018, la Sala Superior determinó que era procedente revocar el acuerdo impugnado, considerar que del análisis preliminar no se advierte que las expresiones contenidas en los mensajes constituyan calumnia en contra del candidato del PRI.

El pleno sostuvo que independientemente de que se acreditara el elemento objetivo, consistente en la imputación de un hecho o delito falso, no hay dato alguno para considerar preliminarmente que lo señalado en el promocional se afirma sabiendo que es falso.

Bajo criterio de la Sala, para acreditar calumnia sería necesario demostrar que el PAN sabía que lo que dice el promocional es falso y que a pesar de ello decidió pautar dicho contenido.

Además, anotó, el contenido del promocional no indica la existencia de algún delito, sino que los hechos de desvío de recursos que se dieron a conocer mediáticamente son investigados.

La Sala Superior reiteró que en el marco de las contiendas electorales debe privilegiarse una interpretación a la libertad de expresión para evitar el riesgo de restringir indebidamente ese derecho fundamental en perjuicio de los partidos políticos y de la sociedad en general.

En el mismo sentido, el órgano jurisdiccional sostuvo que el debate sobre cuestiones públicas debe realizarse en forma vigorosa y abierta, lo cual incluye expresiones vehementes, casuísticas y en ocasiones desagradables para las personas que se desarrollan en el ámbito político.