Cantante Karen Luna apuesta por el arte como único camino al éxito

Enloquecida, desesperada porque el gran amor de su vida murió, la cantante mexicana Karen Luna está totalmente "boba y loca" por revivir al amor que es la razón de su existencia. En esas condiciones...

Enloquecida, desesperada porque el gran amor de su vida murió, la cantante mexicana Karen Luna está totalmente "boba y loca" por revivir al amor que es la razón de su existencia. En esas condiciones, fue al lúgubre camposanto, como pudo lo desenterró y emulando al Dr. Frankenstein, en un laboratorio intentó revivirlo.

“Utilicé todos los métodos de la química y la medicina moderna y nada; intenté usar las pócimas ancestrales que han tenido éxito en estos casos, y tampoco. Hierbas, ocultismo, todas las artes blancas y negras conocidas y desconocidas, no pudieron hacer nada por mi amado. Hasta que le di un beso de amor, de gran amor, pudo recobrar la vida”, recordó.

Se trata del video “Boba loca” de la joven Karen Luna, cantante de pop urbano y baladas e instrumentista (saxofón) originaria de la Ciudad de México. Es un video diferente a lo que se ve hoy en día, apto para toda la familia, sin escenas que remitan a la violencia, al sexo o a la apología de actividades fuera de las buenas costumbres de los mexicanos.

Autodefinida como una chica linda que gusta dejar lo mejor de su talento en el corazón y en la mente del público, mediante letras románticas, sanas, que puedan ser escuchadas y se queden en el inconsciente musical de niños, adolescentes y adultos, Karen Luna dijo a Notimex, esta tarde en entrevista, que el video incluye imágenes lindas y muchos colores.

“La música en la época actual, que generalmente va acompañada de imágenes, se trata de proyectar y transmitir ideas, sensaciones, deseos, recuerdos e historias agradables al oído y a la vista; no comulgo con las estrategias de llevar a las letras temas que van en contra del arte, de lo estético y de la cultura nacional, con tal de vender”, aseguró convencida.

La cantante lamentó que productores, letristas, cantantes y todos los participantes en la cadena productiva del disco o de videoclips ofrezcan con regular frecuencia materiales de poca calidad y escaso buen gusto al público. “En ocasiones, al público no le queda más que consumir lo burdo, letras que hablan de sexo o alcohol; por eso mi obra es distinta”.

Interesada por el mundo de la música y las artes, tiene una importante formación musical, con estudios en armonía, solfeo, vocalización, historia de la música, e incluso actuación. Su motivación para iniciar una carrera artística propia, surgió de la familia, pues desde temprana edad estuvo rodeada de entusiastas musicales, por lo que su vocación es el arte.

Recordó que recientemente acudió a un espectáculo donde el público, tal vez cansado de esos productos musicales, optó por utilizar su teléfono celular para diversas actividades, con tal de no seguir escuchando al artista en cuestión. Días después, en un concierto de música acústica y letras bien pensadas, amorosas y respetuosas, el público cantó junto con el artista.

“Eso significa que el amor y el romanticismo existen, no creo en la fórmula de mostrar el cuerpo como camino hacia la construcción y consolidación de una carrera dentro del medio artístico; lo fácil no dura ni permanece en el gusto del público, en cambio, al poner algo de talento y creatividad a las letras, a la música y a los videos, se pueden esperar buenos resultados”.

El proyecto artístico de Karen Luna nació cuando comienza a estudiar música a los 17 años, decidida a lanzar su primer disco una vez que tuviera la preparación suficiente. El amor, el desamor, la alegría y la diversión suelen ser temas principales de sus canciones, en los cuales se reflejan mensajes positivos derivados de la vida diaria. Los géneros de las canciones que ella ha grabado son pop, pop latino, urbano y la balada romántica, explicó.