Bancos y prisiones privadas lucran por tolerancia cero en EUA: informe

El sector de la prisiones privadas en Estados Unidos, algunos de cuyos inversionistas son bancos y fondos de inversión, están listo para obtener enormes ganancias de la aplicación de la política de...

El sector de la prisiones privadas en Estados Unidos, algunos de cuyos inversionistas son bancos y fondos de inversión, están listo para obtener enormes ganancias de la aplicación de la política de “tolerancia cero” contra migrantes indocumentados, apuntó un análisis.

Difundido este miércoles, el análisis estimó que la cantidad de migrantes indocumentados enviados a centros privados de detención en Estados Unidos aumentaría hasta un 580 por ciento en los próximos dos años, lo que beneficiaría a empresas carcelarias como GEO Group y CoreCivic.

Elaborado por los grupos civiles Se Hace Camino Nueva York y el Centro para la Democracia Popular, el informe asentó que los bancos JPMorgan Chase y Wells Fargo también están en vías de obtener beneficios de sus inversiones en empresas que construyen y operan prisiones y centros de detención.

El análisis concluyó que si el gobierno federal implementa plenamente su política de “tolerancia cero”, el aumento de la población inmigrante detenida sería de entre 290 a 580 por ciento en los próximos dos años, lo que daría a una “industria ya multimillonaria un impulso financiero sin precedentes”.

La política de “tolerancia cero” anunciada en abril de este año por el procurador general Jeff Sessions ordena que cualquier persona detenida en la frontera enfrente cargos criminales.

Desde entonces, miles de niños inmigrantes han sido separados de sus familias, lo que ha provocado numerosas protestas nacionales y la indignación nacional.

Ahora, con la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que cambia la separación de familias a un sistema de detención familiar, se espera que el número de inmigrantes en centros privados de detención aumente enormemente.

El análisis, el primero de su tipo, analiza no solo el impacto de una de las políticas más crueles de esta administración, sino también de sus beneficiarios.

El texto asentó que algunos de los principales actores de Wall Street, incluidos JPMorgan Chase, Wells Fargo y el administrador de fondos de inversión Blackrock, que financian y son inversionistas en compañías privadas de prisiones, “están listos para beneficiarse de los planes de Trump”.

Según el informe, el aumento se debe a un incremento estimado de entre 114 mil a 228 mil personas en la población diaria promedio de inmigrantes detenidos después de la implementación total de la política de “tolerancia cero”, de las que entre 81 mil a 162 mil personas estarían en detención privada.

El análisis precisó que aunque no está claro si la administración podrá implementar la política actual según lo previsto debido a varias restricciones y la oposición pública continúa, es fundamental comprender el impacto y los beneficiarios de la implementación total.

El documento señaló además que luego del anuncio de Sessions de la política de “tolerancia cero”, el pasado 6 de abril, los precios de las acciones en Geo y CoreCivic se dispararon 23 y 13 por ciento, respectivamente.

Javier Valdés, codirector ejecutivo de Se Hace Camino Nueva York, aseveró que ”el aumento en las prisiones privadas de la plena implementación de 'tolerancia cero' sería escandaloso y cruel. Esta política ya está causando daños irreparables a miles de inmigrantes”.

“No podemos permitir que una industria de prisiones privadas multimillonaria, y firmas de Wall Street como JPMorgan Chase que la financian, salgan beneficiadas con el sufrimiento que nuestra gente está soportando”, expresó Valdés.

Por su parte, Ana María Archila, codirectora ejecutiva del Centro para la Democracia Popular, aseguró que la política de tolerancia cero es la última escalada en un ritmo constante de ataques contra familias inmigrantes, además de que tiene una naturaleza lucrativa.

Tolerancia cero “es una política que enriquecerá a las compañías privadas de detención y a las empresas de Wall Street que las financian. Las estimaciones de este informe son alarmantes y exponen la naturaleza lucrativa de la fuerza de deportación de Trump”, afirmó Archila.