El presidente de Siria, Bashar al Assad, advirtió que el grupo extremista Estado Islámico (EI) y el ex Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) intentarán de nuevo construir un califato con la ayuda de Occidente, que utilizan a los yihadistas cuando quieren, aunque con nombres diferentes.

“Es una amenaza religiosa que tiene un apoyo político. Esto no sucede de manera espontánea. Ellos van a volver, debido a que las potencias occidentales los utilizan y otra vez, pero bajo diferentes nombres”, dijo Al Assad en una entrevista con el canal de noticias ruso NTV.

Recordó que hace 30 años los terroristas también actuaban en el territorio de Afganistán, pero el entonces presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, se refería a ellos como “guerreros sagrados” en lugar de terroristas.

“Ahora les llaman terroristas, pero los utilizan. Tal vez en 10 años vayan a utilizarlos en un lugar diferente y bajo un nombre diferente, pero no es más que un cambio de marca, indicó Al Assad al sostener que estos grupos terroristas “son una herramienta de Occidente”.

En cuanto a su futuro político, el mandatario sirio manifestó en la entrevista retomada por la agencia de noticias Sputnik, que aún no ha decidido si buscará su reelección en las elecciones presidenciales de 2021, además descartó la participación de Occidente en la reconstrucción del país.

Al comentar las declaraciones de los políticos occidentales de que “no darán ni un centavo para reconstruir Siria mientras Al Assad esté en el poder”, el presidente sirio señaló que “esta es la mejor declaración de Occidente durante toda la guerra en la nación”.

“No van a participar en la restauración de Siria sencillamente porque no les dejaremos hacerlo. No necesitamos a Occidente”, subrayó al hacer hincapié en que los países occidentales “están lejos del concepto de honestidad: no dan, simplemente toman”.

“A pesar de que ahora hay una guerra, tenemos la fuerza suficiente para reconstruir el país. Estamos seguros de ello. Si no tenemos dinero, lo pediremos prestado a nuestros amigos, a los sirios que viven en el extranjero, a nuestro tesoro”, concluyó.