Los ataques cibernéticos a las entidades financieras son cada día más avanzados, pues ya no son las personas quienes los ejecutan, sino una máquina que aprendió a realizar esta operación a una velocidad impresionante.

Laura Jiménez, especialista en ciberseguridad, señaló que ante esta situación es necesario emplear soluciones que no tengan el enfoque tradicional, sino que estén basadas en Inteligencia Artificial (IA).

Y es que esta tecnología dará visibilidad de los que sucede tanto a nivel interno como de aquello que intenta ingresar a la red, explicó la gerente regional de Darktrace en entrevista con Notimex.

“Las herramientas tradicionales no son suficientes para lo que viene de adentro ni lo externo; el tipo de soluciones que estamos viendo que usan los bancos se basan en firmas sin reglas y no es suficiente”, apuntó.

Advirtió que la mayoría de las veces que se intenta atacar a las entidades financieras, siempre hay una persona que desde adentro apoya a los criminales, filtrando información o manipulando datos.

Jiménez explicó que si los bancos emplean soluciones con IA, podrán darse cuenta en un estado muy temprano de los comportamientos anormales y poderlos detectar en tiempo real, antes de que sean fatales.

“Lo que falta es que estemos mucho más a la vanguardia en usar este tipo de tecnología, lo que viene a poner sobre la mesa es no solo avisarle al cliente que hay un comportamiento anómalo y el equipo de seguridad pueda tomar acción sobre eso”, aseguró.

Reconoció que en general, los ataques son cada vez más sutiles y están basados en Inteligencia Artificial para tratar de robar o manipular la información.

La IA se empieza a utilizar en todas las industrias para optimizar los procesos y en cuestión de ciberseguridad es capaz de aprender el comportamiento de la red para visar cuando algo extraño suceda, en un estado temprano.

Aseveró que en futuro la banca podría sufrir ataques cibernéticos masivos, porque los cibercriminales están "encontrando puertas por dónde salir y entrar".

Es por ello que las instituciones financieras, después del reciente ataque a la banca en México, buscan más las soluciones basadas en Inteligencia Artificial, argumentó.

“La recomendación que yo le doy a la industria financiera es utilizar herramientas que estén a la vanguardia, no solamente confiarse en que las firmas y las reglas son las que nos van a proteger, sino pensar en el mañana”, indicó.

La importancia de contar con soluciones innovadoras radica en que debido a la cantidad de información y dinero que manejan, las instituciones financieras se encuentran entre las más afectadas por los ataques cibernéticos.

Además, los cibercriminales buscan, no solo apoderarse de lo económico, sino que hoy también dañan el nombre de las empresas, al dejar sin operación por varias horas el sistema.