El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de Estados Unidos informo que ha establecido, junto con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), un proceso para asegurar que los padres migrantes conozcan la ubicación de sus hijos y se comuniquen regularmente con ellos.

El proceso busca garantizar que los adultos que están sujetos a la deportación, se reúnan con sus hijos para el propósito de la remoción del país.

El DHS aseguro en un comunicado emitido la noche de este sábado que “el gobierno de Estados Unidos conoce la ubicación de todos los niños bajo su custodia y está trabajando para reunirlos con sus familias”.

La información se da luego de que el presidente Donald Trump emitiera una orden ejecutiva para poner fin a la separación de niños de padres migrantes como resultado de la aplicación de su politica de tolerancia cero, bajo la cual todo adulto que cruce la frontera de manera ilegal es detenido y enjuiciado.

El DHS explico en el comunicado que cómo parte del proceso de aprehensión, detención y enjuiciamiento de los inmigrantes indocumentados, adultos y niños son detenidos inicialmente por la Oficina de Inmigracion y Protección Fronteriza (CBP) antes de enviar a los niños a la Oficina de Reubicación de Refugiados (ORR) del HHS.

Los padres detenidos son colocados bajo custodia de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). El DHS señalo que cada una de las diferentes agencias juega un papel en la reunificación y asevero que “este proceso está bien coordinado”.

ICE ha dedicado el Centro de Procesamiento de Servicios de Port Isabel, en el extremo sureste de Texas, como el principal centro de reunificación familiar y traslado de adultos bajo su custodia.

EL DHS informo que ha reunido a 522 niños extranjeros que fueron separados de sus padres como parte de la iniciativa de tolerancia cero.

Otros 15 menores que debían haberse reunido con sus progenitores este viernes “se retrasaron debido a que el clima afectaba los viajes y esperamos que todos se reúnan con sus padres en las próximas 24 horas”.

La dependencia advirtió que “habrá un pequeño número de niños que fueron separados por razones distintas a la tolerancia cero que permanecerán separados” incluyendo casos donde la relación familiar no puede ser confirmada, o que se sospeche que el adulto pueda significar es una amenaza para la seguridad del niño, o el adulto es un inmigrante con antecedentes delictivos.

El DHS señalo que un padre al que se le emita orden de deportación puede solicitar que su hijo menor lo acompañe y anoto que “en el pasado muchos padres han elegido ser expulsados ​​sin sus hijos”.

En todas las instalaciones de inmigración se esta informando a los padres detenidos que intentan localizar o comunicarse con un niño bajo la custodia de HHS que llamen a la Línea de Información e Informes de Detenciones para recibir asistencia.

Hasta el pasado 20 de junio, el HHS tenia a dos mil 053 menores separados atendidos en instalaciones financiadas por esa agencia y está trabajando con socios relevantes para fomentar las comunicaciones y trabajar para reunir a cada menor y cada padre o tutor a través de procesos de reunificación bien establecidos, aseguro el DHS.

Indico que actualmente, solo el 17 por ciento de los menores en instalaciones financiadas por el HHS se colocaron allí como resultado de la aplicación de tolerancia cero, y el 83 restante llegó a los Estados Unidos sin un padre o tutor.