El gobierno de Veracruz rechazó los señalamientos contra el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, sobre el supuesto bloqueo del paso de simpatizantes que se dirigían al cierre de campaña del candidato a la gubernatura del estado por la coalición Juntos Haremos Historia, Cuitlahuác García Jiménez.

En un comunicado, afirmó que los señalamientos contra el mandatario estatal,"por la poca asistencia al evento de cierre de campaña del partido Morena, no tienen ningún sustento".

Por el contrario, autoridades estatales destacaron que se les birndaron las facilidades a los organizadores de los partidos que conforman la coalición, ya que se les prestó el estadio de fútbol Luis "Pirata" Fuente, lugar donde se realizó el acto proselitista.

Agregó que se les permitió también el uso sin costo alguno del estadio Beto Ávila, contiguo al Luis "Pirata" Fuente, para estacionar los autobuses en los que se transportó a las personas que acudieron al evento. 

Asimismo, aseveraron que ni en la zona conurbada Veracruz en Boca del Río, ni en el resto del estado, se reportó algún incidente relacionado con algún bloqueo o alguna otra acción que impidiera el movimiento libre de personas hacia el inmueble deportivo.

Por ello, el gobierno de Veracruz reiteró que no intervino ni intervendrá para apoyar ni para afectar a ningún partido o candidato y aseguró que las campañas políticas en Veracruz se han desarrollado en plena libertad y armonía socia, ambiente que predominará el día de las elecciones.

"Convocamos respetuosamente a los partidos y candidatos a que si tienen alguna queja o denuncia por lo que ellos supongan es una intervención indebida del gobierno del estado, la presenten ante las autoridades judiciales y electorales competentes y a que no traten de responsabilizar al gobierno de sus propias decisiones", se lee en el comunicado.