La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), en su calidad de mediadora en la Mesa de Diálogo, pidió hoy al presidente Daniel Ortega le comunique de forma oficial y formal su aceptación para adelantar las elecciones presidenciales para marzo de 2019.

La institucion religiosa indicó a Ortega que el diálogo depende de su respuesta a la propuesta de los obispos para adelantar las elecciones, como un paso para encontrar una salida a la crisis política iniciada en abril pasado y que ha provocado una ola de violencia que ha dejado al menos 212 muertos en el país.

En un comunicado, la CEN consideró como "imprescindible" que Ortega acepte adelantar las elecciones para continuar de forma ágil y concreta con las Mesas de Trabajo y la Plenaria del Diálogo Nacional.

“Para agilizar nuestra labor en favor de los nicaragüenses, sin excepción alguna", es necesario que Ortega "nos comunique oficial y formalmente, su aceptación a la propuesta que, recogiendo los sentimientos de la inmensa mayoría de los nicaragüenses, le presentamos el jueves 7 de junio, sobre elecciones anticipadas, para marzo de 2019”, indicó.

Además, convocó para el lunes próximo al gobierno y a la oposición a las mesas de trabajo en el Seminario Interdiocesano Nuestra Señora de Fátima.

La CEN respaldó el informe que presentó el viernes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el que estimó que al menos 212 personas murieron en Nicaragua, de abril al 19 de junio, por la crisis política en el país centroamericano.

La CIDH denunció un patrón desmedido del uso de fuerza letal a manos del gobierno de Nicaragua para reprimir y suprimir las manifestaciones que ha dejado al menos 212 personas muertas desde abril pasado. 

“La magnitud de la violencia estatal y el tipo de estrategias implementadas hacen evidente la existencia de acciones coordinadas para controlar el espacio público, y reprimir los reclamos sociales”, dijo  la comisionada Antonia Urrejola, relatora de la CIDH para Nicaragua.

Al presentar ante el Consejo Permanente de OEA su informe sobre la situación en esa nación en el marco de la crisis política y social que vive, la funcionaria consideró que no existen justificación para al desmedido uso de la fuerza letal.

Urrejola, quien formó parte de la delegación de la CIDH que visitó Nicaragua en mayo pasado, anunció que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) quedará instalado el próximo 3 de julio, y que los nombres de sus integrantes se darán a conocer un día antes, en Nicaragua.

Además de las 212 víctimas fatales reportadas hasta el 6 de junio, donde se incluyen un periodista así como policías y simpatizantes del gobierno, el informe reportó que hay al menos mil 337 heridos y 507 personas privadas de la libertad, algunos de los cuales fueron sometidos a castigos que equivalen a tortura.