Al menos 80 por ciento del territorio nacional registrará lluvias en los próximos días, de acuerdo datos oficiales, por lo cual es necesario contar con seguros contra daños por desastres naturales y herramientas de mitigación de riesgo, aseveró Seguros Sura.

Refirió que la Secretaría de la Defensa Nacional ya implementó el Plan DNIII al menos 12 ocasiones en lo que va del año a causa de inundaciones, lo que afecta a 38 por ciento del territorio nacional con daños a diferentes puntos de la República mexicana.

Los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Sinaloa, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco, Colima, Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo, Estado de México, Morelos, Tlaxcala, Puebla, Veracruz, Oaxaca, Campeche, Yucatán y Quintana Roo registrarán precipitaciones pluviales por encima de la media, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional.

Ante ello, Seguros Sura advirtió sobre la conveniencia de gestionar adecuadamente los riesgos asociados a las precipitaciones pluviales, y destacó la importancia de respaldarse en herramientas tecnológicas georeferenciadas como GeoSura.

En un comunicado, explicó que GeoSura es una plataforma geográfica que integra elementos clave para el análisis de oportunidades y riesgos de las empresas, y facilita la toma de decisiones con un mayor nivel de información, permitiendo transformar situaciones de riesgo en beneficios de negocio y de generación de resiliencia.

Durante la actual temporada de lluvias, los estados más afectados son Aguascalientes, Chiapas, Colima, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán, mismos que recibieron apoyo de las fuerzas armadas para el auxilio de su población.

El director general de Seguros Sura México, Francisco Oliveros, señaló que una de las principales ocupaciones del sector asegurador en términos de resiliencia está en ofrecer acompañamiento constante en la gestión de riesgos, y más que productos, brindar soluciones que garanticen el retorno a la normalidad de las personas y empresas en el menor tiempo posible.

“Debemos estar al día, sí o sí, en la creación de instrumentos que apoyen la resiliencia de las personas y empresas afectadas por los fenómenos naturales, como en el caso de las inundaciones que hemos vivido en los últimos días”, dijo.

Agregó que en la medida en que se generen instrumentos de aseguramiento basados en el acompañamiento y gestión de tendencias y riesgos vinculados a la variabilidad y cambio climático, se logrará relevancia en el modelo asegurador actual en beneficio de los usuarios.

En 2017, las inundaciones generaron que las aseguradoras pagaran siniestros por cuatro millones de pesos, derivados de los fenómenos naturales Lidia, Katia y Max, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).