Avanza segunda etapa del Plan Maestro para rescatar patrimonios mexiquen

Un total de 289 recintos en el Estado de México, entre las mil 200 edificaciones de todo el país que resultaron afectados por los sismos de septiembre pasado, son intervenidos como parte de la...

Un total de 289 recintos en el Estado de México, entre las mil 200 edificaciones de todo el país que resultaron afectados por los sismos de septiembre pasado, son intervenidos como parte de la segunda etapa del Plan Maestro para el rescate del patrimonio cultural.

A través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, se establecieron acciones para garantizar el rescate de estos inmuebles emblemáticos con la ayuda de especialistas que utilizan las más avanzadas técnicas y tecnología.

En la primera etapa del plan impulsado por la Secretaría de Cultura, encabezada por María Cristina García Cepeda, fueron retirados y clasificados escombros históricos en 80 por ciento de los sitios afectados.

La segunda fase comenzó en febrero y las labores están programados para terminar enoctubre de este año, informó la Secretaría de Cultura en un comunicado.

Entre los templos mexiquenses en los que han trabajado exitosamente destacan las iglesias de Nuestro Padre Jesús del Calvario y de Magdalena de los Reyes, así como las parroquias de Santiago Apóstol y de la Asunción de María.

En Ocuilán de Arteaga se ha asegurado e intervenido la Parroquia de Santiago Apóstol,mientras que en el municipio de Santa María se ha trabajado en la Iglesia del Cristo del Señor del Calvario, una joya única por su arquitectura elaborada en tezontle.

En San Juan Atzingo se supervisaron las labores en la Iglesia de San Juan Bautista, uno de los primeros recintos en ser declarados monumento nacional, en 1934.

En Malinalco se llevan a cabo acciones decididas para recuperar el Templo y Convento del Sagrado Salvador, edificación que se remonta a 1540 y famosa por su atrio amurallado; al tiempo que en el municipio Tenancingo avanzan el aseguramiento y rescate en los templos de San Miguel y San Simonito.

La iglesia de Nuestro Padre Jesús del Calvario, joya arquitectónica de estilo neoclásico que es sede de una las fiestas patronales más importantes de la comunidad de Tenango del Valle, el 15 de enero destaca por su escalinata principal.

Esta lleva a una fachada con piedra de tezontle de la región, ya asegurada después de los movimientos telúricos, además de que se consolidaron naves, arcos y muros con grietas.

La Parroquia de Santiago Apóstol, ubicado en Santiago Tianguistengo, es otra joya arquitectónica del siglo XVI y reconstruido en el siglo XIX, después de afrontar otros temblores en la región.

En estos meses la estructura del recinto ha sido intervenida con la más alta tecnología, con escaneos de todas sus naves para la consolidación de muros, techos en naves, así como intervención de grietas.

Los retablos y famosas estructuras religiosas elaboradas con una gran cantidad de oro, han sido intervenidos por especialistas en restauración del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

También la Parroquia de la Asunción de María fue intervenida tanto por el equipo de especialistas del INAH, como de la Dirección de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural, en especial la fachada blanca con su arco de cantera, la torre en su costado izquierdo y la cúpula trasera.

Los muros que flanquean a sus naves interiores sostenidas por grandes arcos fueron consolidados, atendiendo grietas y fisuras, poniendo especial cuidado en las imágenes religiosas que adornan cada sección de este recinto construido en el siglo XVI y que al igual que otros de la región ha recibido diversas remodelaciones a lo largo del siglo XIX y principios del XX.

En Tianguistengo se encuentra la Iglesia de Magdalena de los Reyes, construida en el siglo XVIII y que enmarca festividades como el paseo en honor a Santa María Magdalena el 15 de julio y la de la Virgen del Buen Sucesos, el primer día de enero. De aquí se han asegurado estructuras y consolidado grietas en muros y en su nave principal.

La Secretaría de Cultura reconoció la solidaridad de muchos habitantes de esos municipios que han apoyado en el retiro de las esculturas religiosas para su salvaguarda, además de continuar con sus fiestas tradicionales en otros lugares mientras los recintos religiosos son intervenidos.

“Es nuestra iglesia más querida, es parte de nuestra comunidad y nuestra historia, por ello esto no es sólo es el rescate de un templo sino de la tradición de toda una comunidad”, afirmó la señora Margarita Acevedo, vecina de Tianguistengo.