El estudio Las Mujeres y los Seguros, elaborado por Mapfre México, revela que en México, 47 por ciento de las mujeres no tiene ningún tipo de seguro, lo que refleja la necesidad de impulsar una cultura de prevención social en el país, para así impulsar su desarrollo y empoderamiento personal.

El sondeo, aplicado a mujeres mexicanas, de entre 18 a 78 años, de la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y las regiones Bajío, Sur Sureste y Norte, destaca que los seguros más contratados por las mujeres son: autos 33 por ciento, vida con 25 por ciento, salud con 21 por ciento.

A estas categorías les siguen hogar con 5.0 por ciento, ciber-riesgos con 4.0 por ciento, educación con 2.0 por ciento, bolso robado 2.0 por ciento y mascotas 1.0 por ciento.

Del total de mujeres encuestadas, 76 por ciento sufrió alguna eventualidad en los últimos 10 años, entre ellos, la muerte de un familiar 50 por ciento, la pérdida de trabajo 25 por ciento y afectaciones causadas por un desastre natural 25 por ciento.

Para solventarlo, sólo 10 por ciento aplicó su póliza de seguro, y el resto tuvo que utilizar sus ahorros personales, realizar una colecta familiar o empeñar sus pertenencias; decisiones que les generaron efectos emocionales negativos, así como problemas familiares y económicos.

“Esto reafirma el valor de la concientización de las mujeres sobre el futuro de su familia y su patrimonio, ante lo cual la previsión social es esencial como una red de seguridad y una herramienta de planeación para asegurar un futuro digno”, comentó la directora de distribuidores financieros bancaseguros y desarrollo de negocio vida de Mapfre México, Daniela Becerril.

El estudio también indica que el seguro de vida es uno de los más contratados debido a las facilidades de pago y las coberturas que ofrece.

En cuanto a la adopción de seguros de vida, Pilar Rivera, directora técnica de vida de Mapfre México resaltó la importancia que tiene para las mujeres; “representan la protección de su salud ante los riesgos a los que están expuestas, así como la posibilidad de hacer un ahorro para el futuro. Los seguros son fundamentales para prevenir su bienestar como individuo”.

Respecto al seguro del hogar, se detectó una baja penetración entre las mujeres toda vez que no cuentan con un inmueble propio; las coberturas más deseadas en este producto son: robo de contenidos, incendio, daños ocasionados por terremotos, pago de daños a vecinos.

En el caso de los seguros especiales (educación, ciber-riesgos, bolso robado y mascotas), su penetración no alcanza 5.0 por ciento de la población femenina, sin embargo, 33 por ciento de las entrevistadas externó su interés por adquirir alguno de ellos.