Diputados, organizaciones civiles y afectados por los sismos de septiembre de 2017 presentaron propuestas para la reconstrucción, entre ellas, agilizar los trabajos y blindar los recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación de 2018 (PEF) destinados a esta causa.

Durante el foro "Diálogos 19S. Reconstruyamos Nuestra Ciudad”, organizado por el diputado del PRD, Juan Fernando Rubio Quiroz, se presentaron las conclusiones de las cinco mesas de trabajo realizadas los días 15 y 18 de junio, en las que participaron legisladores, funcionarios, especialistas en protección civil, organizaciones civiles y vecinos afectados.

En el último día del foro, resaltaron la importancia de hacer de la Ciudad de México una más resiliente, agilizar los trabajos de reconstrucción y redirigir los recursos presupuestales para este proceso.

En la mesa “Facultades de las Autoridades en Materia de Protección Civil y Procesos de Atención a Damnificados”, moderada por Mónica Tapia, directora de Ruta Cívica, A.C., se concluyó que es necesario contar con un comité de expertos que analice cada proyecto desde una visión interdisciplinaria para evaluar inmuebles, personas y subsuelo.

Además de que la reconstrucción debe tener una visión de derechos humanos para fortalecer la parte social del territorio y dejar un legado en materia de prevención de desastres.

Durante la mesa “Censos y Funcionamiento de la Comisión de Reconstrucción”, se resolvió que se ha identificado “escasamente” el 50 por ciento de los inmuebles afectados y se planteó identificar construcciones anteriores a 1985, que por su antigüedad y falta de mantenimiento no cuentan con características de seguridad, para impulsar acciones preventivas.

Además, consideraron necesario crear un sistema de registro de inmuebles con niveles de riesgo, para que futuros compradores o arrendatarios tengan conocimiento de las condiciones de la construcción.

En el panel “Infraestructura Pública Dañada, Atlas de Prevención de Riesgos”, que coordinó Dolores Franco, presidenta del Colegio de Urbanistas de México, se planteó la importancia de dar claridad a la ruta de trámites.

Además de fortalecer la coordinación con organizaciones que atienden a damnificados; impulsar campañas de sensibilización y capacitación para empleados públicos que deban atender esta problemática, así como dar seguimiento a servicios y que se habiliten trámites en línea.

También consideraron importante redirigir asignaciones presupuestales a estados, así como apoyar al patrimonio histórico y cultural; dar claridad a esquemas de financiamiento para que sean más comprensibles, sobre todo para personas de la tercera edad.

Actualizar el atlas de riesgo; fortalecer organizaciones de apoyo a damnificados de otros estados; elaborar un protocolo de atención y hacer planes de protección civil.

En la mesa "Financiamiento de la Reconstrucción", coordinada por Janet de Luna, directora de proyectos en Mejor Ciudad, A.C., se concluyó que es urgente encontrar modelos de apoyo para damnificados donde no se utilice la política como medio u obstáculo.

“En el cruce nos encontramos que por decisiones políticas no llegan los recursos a quien los necesita”, resaltó.

Agregó que para brindar financiamiento a los afectados, se propuso definir o conceptualizar el término de damnificado, porque no existe una regulación o legislación que lo defina; saber cuántos hay y de qué tipo son, si son propietarios o no, si es propiedad individual o condominal.

En la mesa "Transparencia y Rendición de Cuentas", se resaltó la carencia de información, “que se transforma en falta de transparencia, porque no se sabe cómo se utilizan los recursos o a qué autoridad acudir y a nueve meses del sismo, hay quien sigue sin tener un dictamen”.

Se consideró que la información recabada debe alimentar la Plataforma CDMX, la cual, “bien utilizada podría ser de mucha utilidad”; se propuso la digitalización de todos los documentos, “porque si se tiene un buen historial de los datos, se puede dar solución”.