Irán descarta por el momento incrementar el alcance de sus misiles, ya que los dos mil kilómetros actuales son suficientes para proteger el país, informó hoy el comandante de la Guardia Revolucionaria, el general Mohamad Ali Jafari.

“Tenemos la capacidad científica, tenemos la oportunidad de aumentar el alcance de nuestros misiles, pero por el momento no es nuestra política actual ya que la mayoría de los objetivos estratégicos de nuestros enemigos están dentro de esa distancia de dos mil kilómetros”, explicó Jafari, citado por la agencia de noticias Tasnim.

Con anterioridad, el comandante de la Guardia Revolucionaria había asegurado que el alcance de los misiles balísticos de Irán se basaba en los límites fijados por el líder supremo del país, el ayatolá Ali Jamenei, que comanda las fuerzas armadas y tiene la última palabra en cuestiones de Estado.

En septiembre de 2017, Irán realizó con éxito la prueba de su nuevo misil balístico Khorramshahr, que tiene un alcance de hasta dos mil kilómetros.

El programa de misiles de Irán, que incluye el desarrollo de misiles balísticos, ha sido constantemente criticado por los países occidentales, sin embargo, Teherán insiste en que tiene fines exclusivamente defensivos, no está dirigido contra otros Estados ni son negociables.

Irán cuenta con uno de los mayores programas de misiles de Medio Oriente y algunos de sus misiles de precisión tienen un alcance suficiente como para llegar a su archienemigo Israel, país que tiene decenas de armas nucleares que apuntan a la república islámica.

El lunes, el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, exhortó a la comunidad internacional a debatir sobre “la amenaza real” que se cierne sobre Medio Oriente y el mundo entero por el arsenal nuclear del régimen de Israel.

“Hay al menos 80 ojivas nucleares estacionadas en Medio Oriente. Ninguna está en Irán, más bien, están al alcance de un belicista que aúlla incesantemente sobre ambiciones iraníes fabricadas. Es hora de iniciar un debate sobre la amenaza real para la región y más allá”, escribió Zarif en su cuenta de Twitter.

El jefe de la diplomacia iraní se basó en el reporte publicado la víspera por el Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI), que advirtió sobre una carrera armamentista nuclear en el mundo y denunció que las potencias nucleares, entre ellas Israel, siguen modernizando su arsenal atómico.