Dirigentes de las principales organizaciones empresariales del Valle de México denunciaron que en los últimos meses el ayuntamiento de Naucalpan “desató una campaña de inspección contra los negocios, cuyo único objetivo es extorsionar para obtener dinero y aplicarlo al financiamiento de la campaña del alcalde con licencia, Edgar Olvera Higuera”.

La información la proporcionaron en conferencia de prensa, Arturo Beteta del Río, presidente de Coparmex Metropolitano; Patricio González Juárez, presidente de la Asociación de Bares; Brenda Medina Aguilar, de la Asociación de Mujeres Empresarias, Enrique Aparicio López, presidente de Cocemin.

Así como Antonio Díaz Gutiérrez, de la Cámara de Comercio; Adolfo Hilario Márquez Rocha, de la Cámara de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados, quienes expusieron que el Ayuntamiento de Naucalpan “trabaja exclusivamente para extorsionarlos”.

Brenda Medina, de la Asociación Mexicana de Mujeres Jefas de Empresa, subrayó que “desde hace meses hemos sufrido, al igual que mis compañeros aquí presentes, extorsiones de manera diaria, pedimos al gobierno de Naucalpan que paren con esto".

Agregó que son empresarios que diariamente salen a la calle a generar empleo y recursos, "no es posible que debamos entregarle al Ayuntamiento una importante parte de nuestros ingresos para que ellos estén contentos”.

“Por ejemplo los incrementos en el agua han sido injustos, de pagar 2 mil pesos bimestrales ahora son hasta 50 mil pesos, a una de mis amigas empresarias aquí presentes incluso le llegó un recibo de 170 mil pesos, nos envían inspectores e intentan extorsionar, cuando acudimos a la presidencia municipal nadie nos escucha ni resuelve” afirmó

Marcela Márquez de Canirac Valle de México afirmó que “es importante denunciar públicamente al Ayuntamiento de Naucalpan por las extorsiones, robos y abusos que hemos vivido los sectores empresariales y generadores de economía en Naucalpan de Juárez nos están literalmente robando” subrayo.

Arturo Beteta del Río, presidente de Coparmex Metropolitano afirmó “Los abusos se dan en todas las áreas, por ejemplo hablando de Protección Civil  inspectores solicitan dinero por cualquier detalle, si el extintor esta 15 centímetros debajo de la medida permitida puede ser motivo de extorsión".

Exclamó que "piden dinero en efectivo, celulares, tabletas, lo que sea y afirman al presentarse que hay que apoquinar, no sabemos si se refieran a la campaña, piden desde 5 mil hasta 50 mil pesos”.

Indicó que “la obligación de un Ayuntamiento, de un gobierno municipal, es facilitar, ayudar a que las cosas funcionen, y no buscar cualquier motivo para clausurar, para detener el proceso productivo, o para pedir dinero a cambio de no cerrarnos”.

Estableció que los empresarios están dispuestos a cumplir con cualquier tipo de normatividad, siempre y cuando se les diga en qué están mal, y si es el caso, que se les dé tiempo para regularizar la situación.

Señaló que en el Gobierno del Estado de México y en muchos otros municipios han llegado al grado de establecer programas de “Cero Clausuras”, encaminados precisamente a la regularización al 100 por ciento de la actividad empresarial, pero sin sanciones, sin frenar el proceso productivo, y mucho menos fomentar la corrupción y la extorsión, como sí sucede en Naucalpan de Juárez.

Los empresarios anunciaron que a partir de este lunes operarán como una Comisión Jurídica para identificar este tipo de casos de extorsión, reunir las pruebas necesarias, y denunciar ante la autoridad correspondiente para que se investigue y eventualmente sanciones.