El gobierno de Nuevo León informó que suspendió actividades en un predio ubicado en esta ciudad por realizar actividades irregulares, en un esfuerzo por disminuir las emisiones contaminantes en el medio ambiente.

En un comunicado, señaló que tras detectarse un terreno en donde se realizaban labores de demolición, la Secretaría de Desarrollo Sustentable, a través de la Procuraduría Estatal de Desarrollo Sustentable, procedió a su cancelación.

Refirió que el predio, ubicado sobre al avenida Constitución, fue revisado por inspectores de la dependencia durante los últimos días, quienes han redoblado esfuerzos en acciones en pro del medio ambiente.

La empresa, indicó, fue acreedora a la suspensión total temporal, por detectarse al momento de la visita presencia de emisiones de polvos, entre otros hechos y omisiones, por lo que se instaurará un procedimiento administrativo para determinar jurídicamente su situación ambiental.

Mencionó que la Ley Ambiental del Estado de Nuevo León, en su artículo 232, contempla sanciones de 20 mil a 30 mil Unidades de Medida y Actualización (UMA) por incurrir en estos actos.

También externó que se evalúa cada particularidad, desde la gravedad del problema hasta la disposición de la empresa para la pronta solución.

La Secretaría de Desarrollo Sustentable del estado exhortó a las empresas a regularizar sus actividades productivas conforme a lo establecido en la Ley Ambiental del Estado de Nuevo León y su reglamento.