El presidente de la Alianza Nacional Revolucionaria (ANR), Jesús Esquinca Gurrusquieta, señaló que las Fuerzas Armadas no acatan mandatos que no estén en la Constitución y en las leyes que de ella emanan, y el mando supremo es el presidente Enrique Peña Nieto.

Destacó que las Fuerzas Armadas, con su capacidad de adaptación a las condiciones cambiantes de un país como México, en constante evolución, han sido uno de los pilares de la vida nacional.

Resaltó que el apego del Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea a la Constitución y las leyes que rigen su vida interior se ha manifestado en las coyunturas más difíciles de la historia de México, fortaleciendo siempre la vigencia de las instituciones nacionales.

“El pueblo de México ve en la disciplina, el respeto y la lealtad de las Fuerzas Armadas mexicanas el sostén de nuestro Estado de derecho”, puntualizó a nombre de generales, almirantes, jefes, oficiales, tropa, marinería y civiles que conforman la ANR.

Recordó que las Fuerzas Armadas no acatan mandatos que no estén en la Constitución y en las leyes que de ella emanan y que afecten los intereses nacionales. Por tal motivo, subrayó que es traición a la Patria atentar contra los principios institucionales.

“Nuestro mando supremo es el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, electo por el pueblo, Enrique Peña Nieto, y el alto mando de la Secretaría de la Defensa Nacional corresponde al General Salvador Cienfuegos Zepeda, militar que antepone a su interés personal una entrega y respeto incuestionable”, concluyó.