La candidata independiente a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Lorena Osornio Elizondo, se sometió este jueves a la prueba del polígrafo “porque no tengo nada que esconder”.

En entrevista expuso que de los aspirantes al gobierno capitalino sólo el abanderado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mikel Arriola, y ella se han sometido a ese ejercicio, por lo que llamó a los demás a hacerlo.

“Me sentí tranquila durante la prueba, la acepté porque no tengo nada qué esconder y cuando le hablas con la verdad a los ciudadanos no tienes más que hacerte un espacio y demostrar que lo que dices es cierto”, subrayó.

Osornio Elizondo señaló que las preguntas que le hicieron fueron sencillas, “se contestan con un sí o un no, me fue bien, por lo que todos los candidatos a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México deben darse tiempo para hacerla y demostrar a los capitalinos quiénes somos”.

Al salir del lugar donde se le aplicó la prueba del polígrafo, ubicado en la colonia Anzures, la candidata independiente se encontró con la sorpresa de que a su vehículo “le estaban colocando una araña, porque nos pasamos de tiempo en el parquímetro”.

Al respecto, agregó que “no estoy en desacuerdo con el pago que tal vez sea justo, lo que no es justo por parte del gobierno capitalino es privatizar las banquetas de los inmuebles donde ponen esos aparatos y por eso no estoy de acuerdo como muchos otros ciudadanos con la opacidad de esos programas”.

Dijo que de ganar la elección el 1 de julio, desde el primer día de su administración, revisaría esos programas, porque a los vecinos se les prometió que donde se instalarán esos aparatos se realizarían trabajos de repavimentación y otro tipo de mejoras, lo cual no ha ocurrido.

“Los ciudadanos podemos cambiar nuestro entorno y lo haremos. Por eso me comprometo a ir eliminando esos programas opacos y arbitrarios que sólo benefician a las compañías que los maneja, aseguró Osornio Elizondo.