Como un muestrario de diversas posibilidades de la danza, de ramas diferentes y expresiones, todo lo que no cabe en lo convencional, se reunirá en la Temporada de Danza Contemporánea “De todo como en botica”, que se desarrollará en el Centro Cultural Los Talleres.

La coreógrafa y bailarina Isabel Beteta, curadora de la temporada, que se realizará del 15 de junio al 8 de julio, comentó que se contará con compañías que vienen con nuevas e interesantes propuestas y cada uno con un estilo diferente.

Por ejemplo el primer fin de semana, 15, 16 y 17 del presente mes, bajo el título de Variaciones Butoh, reunirá seis coreografías que son cortas, que se trata de los ganadores de un certamen de este género.

“El objetivo es ver de qué manera el Butoh ha influido en el quehacer de los jóvenes, quiénes lo han incorporado a su trabajo”, señaló la directora de Los Talleres, en entrevista vía telefónica.

Se trata de seis solos, abundó la coreógrafa Beteta, piezas que compitieron en el certamen Variaciones Butoh, y son los seleccionados para este primer programa, procedentes de diferentes partes de la República Mexicana.

El programa estará conformado por las obras “Incorpus”, de Carla Mata; “Tres métodos para combatir el síndrome disfórico premenstrual”, de Marinés Cardoso; “En la profundidad del ojo”, de Claudia Ramírez Hernández; “Serendipia”, de Paula Fraga, “Fractal”, de Enrique Bermudez, y “El día”, de Misael Quintero.

Para el segundo programa, detalló la bailarina de danza contemporánea, los días 22, 23 y 24 de junio, ofrecerá la compañía Áthros Danza Contemporánea, que viene de Sinaloa, su propuesta dancística que se titula “Lo más negro negro de mi locura”, de Robert Spin.

La directora Beteta manifestó que esa compañía ha dado vida de alguna manera a la ciudad de Culiacán, al incorporar danza contemporánea con elementos locales como la música norteña y que en cierto sentido es narrativo, con algo popular.

El siguiente fin de semana, 29, 30 de junio y 1 de julio, se presentarán tres coreografías, de diferente creador, la primera pieza es “Esperanza”, de la francesa Bea Debrabant, quien destaca por su trabajo que es un poco más pos-moderno y tiene movimientos cotidianos, pero más sofisticado.

Las otras dos coreografías restantes son: “Kafkaniana”, de Rosario Verea, que es un preestreno, que se trata de algo más gestual, y la complementa “Gesto animal”, de Marcos Rossi.

“Creo que lo que caracteriza estas propuestas es el gesto corporal, que es el tema central de estas coreografías, que lo desarrollan de tres maneras bastante diferentes”, explicó.

Para el cuarto programa, 6, 7 y 8 de julio, estará el Colectivo Physis Danza y Artes Escénicas, bajo la dirección de Omar Armella, con “L I L S”, que es una coreopoética basada en la novela “La insoportable Levedad del Ser”, de Milan Kundera.

“La propuesta de ese colectivo es que son bastantes abstractos, y tienen una combinación de pos-moderno y la influencia del teatro polaco, es muy contundente lo que el director trabaja”, apuntó Beteta.