La Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) reiteró que México cuenta con altos estándares de seguridad aérea para responder a contingencias causadas por erupciones volcánicas.

En comunicado, el organismo señaló que desde hace más de dos décadas en conjunto con la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y otros actores del sector aéreo, se estableció la emisión en el país de Circulares Informativas donde se detallan los procedimientos y métodos recomendados a seguir en vuelo y en tierra cuando exista actividad volcánica en el espacio aéreo mexicano.

Este documento, explicó, resultó de la inquietud de la industria aérea por reforzar los protocolos que brinden seguridad a las operaciones y por ende a los pasajeros, así como del incremento que se identificó de la actividad del volcán de Fuego, en Colima y el Popocatépetl, ubicados entre Puebla, Morelos y el Estado de México desde 1992.

Además, la circular considera que México cuenta con volcanes localizados en la región circumpacífica (zona de gran actividad sísmica), por lo cual se reconoce no está exento de sufrir alguna contingencia por erupción.

La organización explicó que durante 2014 se actualizaron y establecieron las disposiciones, en conjunto con la industria aeronáutica y organismos vulcanológicos, adicional a la creación del “Grupo de Tareas sobre Contingencia de Cenizas Volcánicas”.

Entre las tareas de este grupo, está intercambiar información en tiempo entre las distintas dependencias áreas y de seguridad de erupción o de ceniza volcánica que ponga en peligro la prestación de servicios aéreos en las zonas circunvecinas a la actividad del volcán.

La Canaero precisó que entre los riesgos por exhalaciones y erupciones volcánicas, así como nubes de cenizas está el que pueden ocasionar severas afectaciones a las aeronaves y en consecuencia a las operaciones de tránsito aéreo, conllevando así a situaciones que amenacen la seguridad de las operaciones en vuelo o en tierra.