Tras el hallazgo de nueve sembradíos, con 540 mil plantas de presunta marihuana en Jalisco, la Procuraduría General de la República (PGR) inició seis carpetas de investigación contra quien o quienes resulten responsables por la probable comisión del delito contra la salud.

De acuerdo con un comunicado de la PGR, elementos de la Policía Federal localizaron cinco plantíos de la referida hierba, luego de hacer un recorrido por la zona serrana de los municipios de Hostotipaquillo y Guachinango.

En los predios, los efectivos federales destruyeron, por medio de incineración, 180 mil plantas, que tenían una altura promedio de 1.60 metros y estaban en una superficie de aproximadamente 14 mil 900 metros cuadrados.

En una segunda acción los agentes federales también destruyeron 360 mil 800 plantas de hierba verde con las características propias de la marihuana, que median en promedio 1.90 metros de altura y se ubicaban en cuatro plantíos, de aproximadamente 20 mil 600 metros cuadrados.

En ambos sitios se recabaron muestras representativas, mismas que fueron puestas a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien continúa con la integración de las carpetas de investigación, para resolver conforme a derecho.