La producción de petróleo en la Cuenca del Pérmico, en el suroeste de Texas, se duplicará para el año 2023 y superaría los volúmenes de crudo de cada país miembro de la OPEP, excepto de Arabia Saudita, según un informe de la firma de investigación y consultoría IHS Markit.

La producción de esta cuenca, la más rica de Estados Unidos, aumentará de 2.5 millones de barriles por día en 2017 a 5.4 millones de barriles diarios para 2023, de acuerdo con las proyecciones de la consultora.

La cuenca, que abarca el oeste-suroeste de Texas y el sureste de Nuevo México y toma su nombre por tener los depósitos más gruesos del mundo en rocas del período geológico Pérmico, se convertiría en la tercera principal región productora de petróleo del mundo, sólo detrás de Rusia y Arabia Saudita, pronosticó.

El Departamento de Energía informó que, a principios de junio, la producción de petróleo de esa región alcanzó aproximadamente los 3.3 millones de barriles diarios.

"En los últimos 24 meses, la producción de esta única región, el Pérmico, ha crecido mucho más que cualquier otro país en el mundo", dijo Daniel Yergin, vicepresidente de IHS Markit.

Tanto en esta región como en el resto de Estados Unidos la producción de petróleo se ha incrementado a tasas récord. El país superó recientemente a Arabia Saudita, como el segundo mayor productor de crudo del mundo después de Rusia.

El Departamento de Energía informó esta semana que Estados Unidos alcanzó un récord de 10.9 millones de barriles de petróleo por día, mientras que Rusia aumentó a 11.1 millones de barriles diarios.