Para facilitar la transfusión de sangre en niños con leucemia, la Secretaría de Salud gestiona recursos ante la federación para instalar bancos de sangre regionales con personal capacitado.

Durante la celebración del Día Mundial de la Labor Altruista del Donante, que se realizó en el Instituto Estatal de Cancerología, el titular de Salud Carlos de la Peña Pintos dijo que a través del Centro Nacional de Medicina Transfuncional se haría la gestión para todo el equipamiento.

Agregó que el banco de sangre, que está más adelantado en este proyecto es el que se ubica en el Hospital del Niño y la Madre en el municipio de Tlapa de Comonfort.

“Queremos evitar que estos niños o la familia tenga que trasladarse hasta Acapulco y es mejor hacer donaciones en su lugar de origen para facilitar las cosas y por eso debemos tener centros de donación de sangre con gente preparada y no nada más centros de sangrados”, señaló.

Comentó que se busca que estos bancos de sangre regionales estén en las siete regiones del estado, atendidos por personal capacitado.

Dijo que un niño con leucemia, que es la principal causa de cáncer infantil, puede salvar su vida hasta en 75 por ciento al obtener la donación de sangre.

De la Peña Pintos, lamentó que aún sigue en un porcentaje bajo la donación de manera altruista.

Añadió que en el 2017 la Secretaria de Salud tuvo 20 mil donaciones pero solo de manera espontanea y altruista fueron mil 241 por lo que significa que la mayoría de las donaciones son forzadas.

Es decir, la mayoría de las donaciones forzadas son porque se tienen a un familiar que sufrió un accidente y se tiene que intervenir o porque tienen algún problema de cáncer y tienen que donar o porque la donación es consecuencia de algo.

Comentó que el cáncer infantil y en la adolescencia es un problema de salud pública y la primera causa de muerte por enfermedad en el grupo de edad de cinco a 14 años se asocia a problemas de marginación y pobreza y tiene un impacto social, económico y psicológico.

A su vez, Marco Antonio Jimenez López, director general del Instituto Estatal de Cancerología dijo que los niños con problemas de leucemia requieren a veces hasta 100 transfusiones del tejido por un mes y a veces los familiares no tienen la capacidad de traer muchos donadores.

Lamentó que debido a que hay muchos mitos en el tema de la donación, ha impedido que se done de manera altruista, sin embargo un niño que necesita una transfusión busca que la sangre sea de buena calidad.

En el Instituto Estatal de Cancerología se tiene más de 200 casos de niños en control y se recibe 50 casos nuevos de niños por año.

Dijo que en el 2016 se tuvieron 877 donadores de sangre y poco a poco ha ido aumentando.