Tras 14 años del estreno de “Los increíbles”, su director Brad Bird exhibirá este fin de semana en México su secuela, siendo fiel al proyecto inicial de crear una historia de superhéroes familiar, con personajes fuertes y fácilmente identificables con los espectadores.

En esta segunda parte, que tendrá su estreno mañana, Bird da seguimiento a su trabajo anterior cuando la familia "Parr" (Bob, Helen, Violeta, Dashiell y Jack-Jack) se está enfrentando al villano "Síndrome" y para lograr combatirlo piden la ayuda del empresario "Winston Deavor".

Tanto "Winston" como su hermana "Evelyn" piden que sea "Helen", quien realice algunas misiones que ayuden a mantener el orden de la ciudad, lo que hace que "Bob" quede al frente de las labores familiares, incluyendo el cuidado de los hijos.

Es así como "Helen" (Elastigirl) está en el centro de la acción y deja a "Bob" (Mr. Increíble) en casa con sus hijos "Violet" y "Dash", afrontando la heroica rutina diaria de una vida “normal”.

Se trata de una dura transición para toda la familia, la cual se agrava por el hecho de que la familia todavía no sabe de los emergentes superpoderes del bebé "Jack-Jack". Y cuando un nuevo villano planea algo brillante y peligroso, la familia deberá encontrar una forma de combatirlo.

De acuerdo con Nicole Paradis Grindle y John Walker, productores del filme, esta secuela no intenta mostrar solo la fuerza que tiene "Helen", sino la que existe en cada uno de los personajes, aunque en esta secuela la madre tiene que ser el sustento del hogar como muchas mujeres en la actualidad.

La primera parte de esta historia fue un éxito en taquilla, recaudando 633 millones de dólares a nivel mundial y conquistando la categoría de Mejor Película Animada en los Premios Oscar.

Al respecto, Bird señaló que el guión de la secuela de la familia liderada por Mr. Increíble y Elastigirl lo hizo sin pensar en volver a ganar el premio que otorga la Academia de Estados Unidos.

“Es un honor ganarlo sobre todo porque son todas las personas de la industria cinematográfica quienes votan, pero si empiezas a pensar en qué vas a hacer para ganar un Oscar o algún premio, pensando qué puedes repetir o incluso tratando de ver qué te hizo llegar, pierdes el objetivo”, compartió el también guionista.