Con 31 bandas, 20 compañías discográficas y 10 promotores independientes, la IV Feria de Música Independiente (FMI) tendrá lugar del 20 al 23 de junio, en las instalaciones del Centro Cultural de España en México.

La feria incluirá conciertos, en los que el público asistente podrá tomar el micrófono y cantar, presentar, proponer e improvisar sobre todo lo que venga a su mente en torno a la música independiente que se desarrolla en México y en otras naciones latinoamericanas.

Durante una conferencia de prensa realizada esta tarde, se informó que el evento reunirá a algunos de los músicos, productores, medios de comunicación, disqueras y promotores de música independiente más activos de México, pero también de la región iberoamericana.

Venta de discos, firma de autógrafos, radio en vivo, invitados especiales y una serie de actividades más, de entrada libre y gratuita, pretenden apoyar y visibilizar el trabajo de los diferentes agentes involucrados en este sector de la industria musical, se destacó.

La idea es crear un espacio de diálogo y networking entre profesionales, y también con el público y en ese contexto, una de las actividades más esperadas es la del micro abierto, espacio libre para exponer ideas o proyectos sobre el tema, durante cinco minutos.

Habrá un seminario de gestión permanente el cual abordará la distribución digital y los nuevos medios de gestión cultural, pitching de bandas y charlas maestras que ayudarán a la profesionalización en asuntos de relevancia para el ecosistema emergente, de la mano de profesionales del gremio.

Además de las sesiones al aire, CCEMx Radio, gestionado enteramente por los alumnos de los talleres del Laboratorio de Ciudadanía Digital, quienes conducen y producen todos los contenidos de la estación, el público podrá disfrutar del “Mercadito” con stands de las disqueras y músicos independientes.

La FMI tendrá por primera vez un país invitado de honor, Chile. Los lazos con industrias creativas de Iberoamérica, así como la misión del CCEMx por impulsar y visibilizar el trabajo de creadores emergentes, impulsaron la invitación a ese país en esta cuarta edición.

El diseño de la feria permite presentar una jornada cultural en distintos formatos, con charlas, mesas de discusión, actividades de vinculación, showcases, ruedas de prensa y presencia en el mercado de disqueras, promotores, y diversos agentes independientes.