La Procuraduria Federal de Proteccion al Ambiente (Profepa) interpuso una denuncia penal ante el Agente del Ministerio Público (MP) en Nayarit, en contra de quien resulte responsable por la muerte de un jaguar, en una carretera de esa entidad.

En un comunicado, la dependencia informó que el objetivo de la denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR), es que se investiguen los hechos, que podrían constituir un delito contra la biodiversidad, de acuerdo con el artículo 420, fracción V del Código Penal Federal.

El referido artículo establece pena de uno a nueve años de prisión y el equivalente de 300 a tres mil días multa a quien dañe algún ejemplar de flora o fauna silvestres, terrestres o acuáticas en veda, considerada endémica, amenazada, en peligro de extinción, sujeta a protección especial o regulada por algún tratado internacional del que México sea parte.

El jaguar se encuentra listado en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-2010-SEMARNAT, bajo la categoría de especie En Peligro de Extinción (P) y está incluido en el Apéndice I de la CITES.

La denuncia fue presentada el pasado 7 de junio, luego que el 2 de junio fue encontrado muerto un ejemplar de jaguar (Panthera onca) en la carretera de cuota Autopista Tepic-Crucero de San Blas, kilómetro 18+100, terrenos del ejido de Mecatán, en el municipio de San Blas, Nayarit.

El ejemplar, de entre 8 y 10 años de edad, con una longitud de 1.63 metros y peso promedio entre 65-70 Kilogramos, presentaba golpes contusos y escoriaciones en parte de su cuerpo, presumiblemente a causa de un atropellamiento.

Este jaguar se encuentra listado en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-2010-SEMARNAT, bajo la categoría de especie En Peligro de Extinción (P) y está incluido en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES por sus siglas en inglés).

Después de realizar los dictámenes correspondientes, dentro de la carpeta de investigación, el agente del Ministerio Público, adscrito a la Delegación de la PGR en Nayarit, determinó que el cuerpo del jaguar se encontraba en condiciones para ser entregado a una institución educativa o pública, con fines de investigación científica así como educativos.

Ante la solicitud de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), a través de la Dirección de la Reserva de la Biosfera Marismas Nacionales Nayarit, se instruyó a la delegación de la Profepa en esa entidad a entregar el ejemplar, el cual mantenía bajo resguardo en estado de congelación, para evitar su descomposición.

Al ejemplar se le realizarán toma de muestras de piel, sangre, músculo, así como de restos alimenticios en su estómago e intestino, para determinar sus hábitos de alimentación, medidas morfométricas y practicar taxidermia, recuperar la osamenta, y, una vez disecado, utilizarlo con fines de educación ambiental y capacitación a grupos de vigilancia, entre otros, en cumplimiento a las acciones prioritarias de investigación y monitoreo.

Lo anterior para determinar la zona de presencia y distribución de esta especie protegida, con base en sus hábitos alimenticios, toda vez que se han registrado avistamientos de ejemplares desde San Blas hasta el Área Natural Protegida de Escuintla, que forman parte del denominado corredor del jaguar, y emprender acciones para su protección.